Hubo una masiva asistencia de donantes de sangre en el Día Mundial del Cáncer Infantil

share on:

Una colecta de sangre, plaquetas y médula ósea en Plaza Independencia con gran convocatoria fue una de las principales actividades que el Ministerio de Salud organizó con motivo del día internacional del cáncer infantil. El evento se desarrolló esta mañana en Plaza Independencia.

El director de Gestión Sanitaria del Siprosa, Federico Villafañe, destacó la participación de la comunidad y detalló: “Se acercó muchísima gente para donar de sangre y de plasma e inscribirse para donación de médula ósea. Es un orgullo que la gente participe de esta manera y que el Sistema de Salud se mueva como lo está haciendo; estamos promoviendo vida y esta convocatoria demuestra que la comunidad está sensibilizada con ayudar al prójimo”.

La jefa de División Banco de Sangre, Graciela de Gorostiza, y la encargada de Aféresis de la institución, Graciela Ávila, hicieron hincapié en el aumento que tiene la convocatoria año a año.

“Gracias a la actividad que aquí se lleva adelante, Tucumán cuenta con el centro más grande de aféresis de todo el Noroeste. Por eso vamos en busca del donante voluntario, de aquel que quiere donar para alguien que no conoce. La solidaridad no duele”, dijo Gorostiza.

“El Día Internacional del Cáncer Infantil no es un día de lucha, sino de apoyo”

Liliana Ramponi, representante en el NOA de la Fundación Natalí Dafne Flexer, que en Tucumán trabaja en forma conjunta con el Hospital de Niños, define: “Esta es una fecha internacional que fue instalada por padres de niños con cáncer en el año 2001 y la idea es demostrar apoyo, ponerse la camiseta en apoyo ante la problemática. Es necesario que la sociedad tome conciencia de que el cáncer infantil existe y puede curarse y de que hay muchos lugares desde los que se puede apoyar a las familias que lo atraviesan”.hemato oncologia hospital de niños

“El vecino, la escuela, cada actor social es importante en la vida de esas familias, pueden colaborar y contener no solo al paciente, sino a sus hermanos por ejemplo. Toda la familia de un niño que atraviesa cáncer requiere de contención que puede ofrecerse desde lugares muy diferentes”, siguió la referente, al tiempo que invitó a toda la comunidad a participar de las actividades de concientización: “Pedimos a la población que salga a la calle con una prenda blanca en señal de apoyo y que concurran a Plaza Independencia a colaborar con la colecta de sangre y fomentando la donación de plaquetas por aféresis y de médula ósea. Son muchos los pacientes oncológicos que requieren de estas donaciones”. Ramponi agregó que también se trabajará en la firma de un petitorio para una ley nacional de protección al paciente oncológico infantil.

“Aquí en Tucumán el Estado cubre absolutamente todo el tratamiento y las derivaciones, las obras sociales tienen la obligación de hacerlo también. En la provincia se cumple con muchos programas como los de alimentación, traslados, remodelación de vivienda; pero hay provincias en las que no tienen el mismo acceso y queremos que todos los chicos de Argentina tengan iguales posibilidades de curarse”, explicó la representante de la Fundación Flexer.

Uno de los mejores servicios de hemato oncología del país

La jefa del servicio de Hemato Oncología Infantil del Hospital del Niño Jesús, Patricia Luna, describe en este día el funcionamiento del área. Explica que se atienden pacientes de hasta 18 años en las salas ambulatoria externa, la de internación y el hospital de día.

Según relata Luna, el servicio del Hospital de Niños es uno de los que mejor funciona en el país: “Tenemos incluso pacientes que vienen de la parte privada porque aquí hay un equipo multidisciplinario, que es lo que realmente necesitan. Entablamos además un convenio con el Hospital Garrahan, por medio del cual se deriva inmediatamente para trasplante de médula ósea”.
En cuanto al funcionamiento, comentó: “La mamá viene con su niño y pasa al laboratorio, le sacan sangre con un pequeño pinchazo en el dedo y después de eso pasa a consulta con los médicos clínico y pediatra que lo controla. En caso de ser necesario se lo deriva a un oncólogo que decide si hay que hacer tratamiento ambulatorio, internación o lo que sea que necesite el paciente en ese momento”, detalla Luna.

El sector ambulatorio el staff está compuesto por cuatro hemato oncólogos, un pediatra clínico y dos bioquímicas y una técnica que realiza la extracción del material.

“La afluencia de pacientes ha crecido, el servicio ha crecido; por los medios de comunicación la gente está más informada y los pacientes hacen una consulta precoz. Ahora las mamás llevan a sus hijos mucho más a los médicos pediatras y en los CAPS están más alertados; hay consultas más tempranas, lo que es muy importante en el cáncer. La consulta con tiempo es fundamental para que el pronóstico sea mejor”, afirmó la referente.

Respecto a la provisión de medicación oncológica, Luna destacó que el Sistema de Salud ofrece toda la medicación que el paciente sin cobertura social necesita. “Hemos crecido, incluso la parte de citometría, indispensable para el diagnóstico de leucemia, que antes se hacía en Buenos Aires. Ahora se realiza en Tucumán, con profesionales bioquímicos del Hospital Néstor Kirchner, donde hay un citómetro de 10 colores que es uno de los más nuevos del país”.oncología hospital de niños

“Tenemos también una cabina para preparar medicación que antes no teníamos y contamos con una farmacéutica especializada en eso”.

Por su parte, la responsable de la Sala 12 de Pacientes Inmunodeprimidos del Hospital, María Consuelo Núñez, comentó que los niños que se encuentran en condiciones de ingresar a la sala de internación, reciben allí tanto quimioterapia, como tratamiento de enfermedades infecciosas. “El servicio cuenta con tres médicos en el turno mañana, uno en la tarde y médicos de fin de semana. A esto se suman los residentes que hacen sus rotaciones”.

El servicio cuenta también con un equipo de Enfermería de 18 personas, además de auxiliares dedicados al área de servicios generales. “Dentro de esta sala hay un sector de hospital de día oncológico que funciona hasta las 16 de lunes a viernes, donde son tratados los niños que requieren de quimioterapia u otro procedimiento menor a las 24 horas de duración. Para los niños que requieran de internación, la capacidad de la sala es de nueve pacientes; para ellos contamos con habitaciones individuales climatizadas con todas las comodidades para brindarles el mayor confort posible”.

El aspecto social como semilla del cambio: “Ponerse la camiseta”

Patricia Alejandra Gramajo es mamá de Zaira Alejandra Gramajo, una nena de cinco años que padece cáncer. “Zaira había estado jugando con su hermanita y se golpeó en la zona de los riñones. En la guardia del Hospital de Concepción le hicieron una ecografía donde se podía observar una mancha en el riñón derecho que pensamos que se disiparía con el tiempo, ella volvió al jardín y a los meses decayó”, relató.

En ese momento llevó a Zaira al Hospital de Medinas donde le practicaron otra ecografía y análisis de orina y sangre. Cuando el pediatra de Concepción vio los resultados de los estudios, la derivaron al Hospital de Niños.

“Le hicieron una tomografía y quedó internada toda una noche en Sala 2. A la mañana siguiente nos confirmaron el resultado y la derivaron a la Sala de Oncología, donde ella inició el tratamiento y fue diagnosticada además con un tumor en el pulmón derecho. En octubre la operaron y ahora continúa en tratamiento en la semana 10 de 34 que son en total”, prosiguió la madre.

“La atención aquí es excelente, las enfermeras son muy buenas y el doctor también. En la Fundación además nos dan mucha contención y nos ayudan mucho con los chicos. Los padres que atraviesen por algo así con sus hijos tienen que tener mucha fe, se puede salir adelante, es duro y largo el tratamiento, pero se puede”, sostuvo Patricia, mientras Zaira, que tiene 5 hermanitos, canta y sonríe. Es una niña alegre y llena de vida. Una luchadora.día internacional de cancer infantil oncología

La representante en el NOA de la Fundación Natalí Dafne Flexer, Liliana Ramponi llama a reflexionar acerca de la importancia de brindar un espacio para los papás y los chicos que frecuentan el servicio de Hemato Oncología del Hospital, donde puedan jugar, desayunar, donde las madres puedan charlar e interactuar para que la situación se haga un poco más fluida y liviana que en un centro de salud.

“Aquí buscamos que ellos se sientan contenidos; esto además del asesoramiento que ofrecemos en todo lo pertinente a los trámites y expedientes que la familia debe hacer para cada pedido de drogas, de derivaciones y demás”, dijo Ramponi.

“El solo hecho de poder compartir con otras mamás que pasan por la misma situación, escuchar otras experiencias en un ámbito más relajado que en una sala de espera, es muy importante. Sentir que desde nuestro lugar aportamos a que las cosas sean más fáciles para ellos es todo. Que sus hijos se sienten a jugar y no estén pendientes o pensando que van a pasar por una quimio o por un tratamiento, ese es nuestro mejor premio. Los chicos quieren volver, eso completa todo”, continuó relatando.

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta