Una modelo rusa se colgó a 300 metros de altura sin seguridad para tomarse la mejor imagen

share on:

Viktoria Odintsova compartió un video de su experiencia y la crítica de los usuarios no tardó en llegar

LA modelo rusa Viktoria Odintsova, de 23 años, fue la protagonista de la sesión fotográfica más peligrosa de la historia. En Dubai, la joven se colgó desde el último piso de la Cayan Tower, a más de 300 metros de altura sobre la superficie, sin seguridad y sostenida sólo por la mano de su compañero. Una imagen no apta para aquellos que sufren vértigo o acrofobia, miedo a las alturas.

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta