Tensión del grupo Clarín con Macri, porque los obligan a entregar parte de la banda a Telefónica

share on:

El lobby del CEO de la multinacional sobre el Presidente tuvo éxito. La pelea que viene.
Es una de las peleas empresarias más interesantes de este año. La irrupción de Clarín en el negocio de las telefónicas, propiciada por Macri, terminó estallándole en las manos.

El gobierno acompañó los deseos del grupo de Héctor Magnetto de subirse al ring de los grandes de las telecomunicaciones, con la idea de distraerlo del manejo de los medios, que hoy les es favorable, pero saben que cuando cambie en serio el humor social, puede ser todo lo contrario.

Miguel de Godoy avanzó desde el Enacom en varias resoluciones para confirmar a Clarín la compra de Nextel y permitirle brindar 4G. Pero se chocó de frente con el lobby de Telefónica, que logró arrancarle a Macri una reunión en Madrir, luego de amenazarlo con denunciar a su gobierno ante el Ciadi y suspender los 2000 millones de euros de inversión prevista.
Esto ocurrió el viernes, en el último día realmente de trabajo de Macri en España, donde le prometió al flamante CEO de la multinacional española, José María Alvarez Pallete, que “revisará” la reglamentación que autorizó a Clarín el refarming de bandas para dar 4G.

De que hablamos cuando hablamos de revisar

En concreto lo que el gobierno de Macri pretende es que Clarín devuelva parte de la banda de 2,5 Giga Hertz que tiene Nextel, para cedérsela a Telefónica. Con esa banda la multinacional española podría mejorar su cobertura en las grandes ciudades de Argentina. Es una banda con baja cobertura territorial, pero buena capacidad de transmisión de datos. A Telefónica les resulta ideal para complementar la banda de 700 Mega Hertz, que compraron durante el kirchnerismo.

Clarín dice que en Chile se pagó 12 millones de dólares por la misma banda que a ellos en la Argentina les costó 150 millones. Acusan a Telefónica de tener “lagrimas de cocodrilo”.
La administración de Macri supeditó la aprobación del refarming de los retazos de banda que compró Clarin a la entrega de este segmento. En concreto le piden 40 Mhz de esa banda para cedérsela a Telefónica. Ese sería el arreglo con los españoles para que desistan de sus amenazas.

En Clarín están furiosos porque ellos tuvieron que comprar esta banda -además de pagar el canon al Estado por su uso- y ahora deberían cedérsela a Telefónica, que se la quedaría sólo con pagar el canon. Y una vez más, apuntan al abogado José Sánchez Elía, como el cerebro de estas decisiones.

Cuestión de números

Luego viene la eterna discusión entre Telefónica y Clarín, sobre quien pagó mas caro que cosa y a quien favoreció mas Macri.

Telefónica dice que Macri prácticamente le regaló el 4G al grupo de Magnetto, cuando ellos le tuvieron que pagar a Cristina más de 500 millones de dólares por esa banda.

Clarín, por el contrario insiste que a diferencia de lo que sucede en otros países, Macri no promovió la entrada de un cuarto operador para darle competitividad a un mercado oligopolizado, con medidas como la asignación de espectro sin cargo, o la promoción de la inversión en infraestructura, o la obligación de las dominantes de compartir sus redes como hizo México (de hecho el decreto de enero de Macri les garantizó a las telefónicas exclusividad en el uso de las redes por 15 años).

Nextel y Cablevisión se quedaron afuera de la licitación 4G que hizo Cristina en el 2014, porque no tenía los dólares que quería el Gobierno, que tampoco dejaba al Banco Central venderlos. En el grupo explican que por eso no les quedó otra opción que comprar espectro donde pudo hacerlo, en el mercado privado, adquiriendo 5 empresas por 150 millones de dólares. Y agregan: “Por la misma banda de 2,5 Ghz en Chile se pagó 12 millones de dólares”.

Y señalan que como se trata de una banda que tiene diez veces menos cobertura territorial que la de 700 Mhz que compró Telefónica durante el kirchnerismo, la inversión para cubrir la misma área geográfica (en antenas e infraestructura) será diez veces mayor.

“Si uno buscara proporcionalidades, el espectro que Nextel pagó 150 millones de dólares debería haber valido 50 millones”, agregan en Clarin.

“A estos 150 hay que sumarle los 500 millones que deberá invertir Nextel para armar su nueva red y el canon que establezca el gobierno. O sea, que para mediados de 2018, cuando en el mejor de los casos Nextel pueda dar servicio 4G, el desembolso de Cablevisión habrá sido superior a los 800 millones de dólares”, concluyen en Clarín.
fuente:LAPOLITICAONLINE

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta