Tiros y un botín de $ 2.000.000 en el asalto a un blindado en el Mercado Central

share on:

El audaz asalto ocurrió el viernes pasado en el corazón del Mercado Central de Buenos Aires

Ocurrió dentro del predio, cerca de un destacamento policial. Los asaltantes les quitaron dos sacas a los custodios y huyeron en un VW Bora gris. Sospechan que hubo un entregador.

Sabían perfectamente por dónde y a qué hora iban a salir los custodios con el dinero. Lo único que tuvieron que hacer fue esperarlos. Lo demás fue cuestión de segundos: redujeron al personal de seguridad y, aunque les dispararon, lograron escapar con dos millones de pesos.

El audaz asalto ocurrió el viernes pasado en el corazón del Mercado Central de Buenos Aires. Allí, un grupo de entre tres y cinco ladrones logró dar un golpe certero, de la misma manera que otro cometido en 2009. Claro que contaban con información detallada de la logística utilizada para transportar el dinero de los bancos que están en el primer subsuelo del edificio administrativo, publicó Clarín.

Minutos después de las 15, los ladrones fueron hasta el hall de las oficinas ubicadas dentro del predio de autopista Riccheri y Boulogne Sur Mer, en Tapiales (La Matanza). A esa hora, dos custodios de la empresa Prosegur iban a subir por la escalera con dos bolsas de dinero del Banco Credicoop. En cada una había un millón de pesos. La plata iba a ser guardada en un camión de transporte de caudales que aguardaba en la superficie.

Como es habitual, en ese momento varias personas entraban y salían del edificio. Por eso, los asaltantes -que para la Policía eran tres- no llamaron la atención del personal de seguridad y actuaron a cara descubierta. Solo tuvieron que esperar a que los empleados de Prosegur terminaran de subir las escaleras para sorprenderlos. Primero, los amenazaron, les sacaron las pistolas 9 milímetros que portaban y luego se apoderaron de los bolsos.

Con los custodios desarmados, lograron salir del edificio y subieron a un Volkswagen Bora gris que los esperaba afuera. En la huida, alguien les disparó a los ladrones, que llevaban chalecos antibalas. Una versión indicaba que fueron custodios de Prosegur que hacían de apoyo afuera del edificio. En el auto habría otros dos cómplices y, con todos los ladrones y el dinero a bordo, escaparon a toda velocidad por la salida principal del predio.

Según informó la agencia Télam, el conductor del blindado habría realizado al menos un disparo con una escopeta. Un comerciante que estaba en el lugar en ese momento aseguró que se oyeron más tiros.

fuente:NUEVODIARIO

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta