El fútbol no comenzará este fin de semana: la AFA dice que se jugará en siete días

share on:

Luego de la reunión en el Ministerio de Trabajo se acentuó el caos; Agremiados no acató la conciliación obligatoria y Sergio Marchi insistió: “No recibimos propuestas y no apareció la plata”; los dirigentes decidieron postergar la fecha 15 y no presentar juveniles; se vienen más días de negociaciones…

AFA es una montaña rusa. Por momentos, parece que hay cuestiones definidas y certeras. En dos segundos, la claridad se esfuma. Y todo vuelve para atrás. Eso pasó durante este viernes, cuando el Comité de Regularización que gobierna la asociación se vio cara a cara con Sergio Marchi, secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados. Los cuatro integrantes del comité ingresaron al ministerio de Trabajo con optimismo. Sin embargo, aquella sensación se derrumbaría durante el día. Al caer la noche, la primera división decidió suspender “por cuestiones de logística” sus partidos. Todos quedaron postergados para la semana próxima. Con juveniles o profesionales. Como sea.

El ministerio de Trabajo tenía la orden de que el fútbol volviera este fin de semana. Había que hacer todo lo posible. Por eso había dictado el jueves la conciliación obligatoria con los profesionales de la pelota. El Comité de Regularización jugó una carta: unos $40 millones que adelantaría la empresa Torneos por la televisación de la B Nacional y la B Metropolitana. Entonces, el gremio tendría a disposición unos $390 millones en bruto ($350 millones del Gobierno por la rescisión del Fútbol Para Todo y $40 millones de Torneos). Marchi no aceptó. Según consta el acta de la reunión, para Agremiados, la propuesta de AFA “no es una oferta en sí, sino una expresión de buenos deseos, ya que se habla en potencial, sin precisar fechas ni montos, lo que denota la falta de seriedad del ofrecimiento”. “El gremio no se movió ni un centímetro”, contaron fuentes de la cartera laboral que estuvieron en la reunión, comandada por el secretario de Trabajo, Ezequiel Sabor.

Luego de la negativa del gremio, la reunión pasó a un cuarto intermedio. Para entonces, los dos partidos de primera que debían disputarse ayer (San Lorenzo vs. Belgrano (Córdoba) y Rosario Central vs. Godoy Cruz (Mendoza)) ya habían sido postergados sin fecha. A la espera de lo que ocurriera en la conciliación, la AFA mantenía el resto. Y también se guardaba la planilla con las liquidaciones para cada club, de acuerdo a lo que se había acordado el jueves para que el ascenso pudiera cobrar el importe correspondiente a dos cuotas de la TV.

El intervalo no modificó la postura de Marchi. “No se mueve y pone mil excusas”, fue una de las frases que partió de la sala de reuniones en el tercer piso de Callao 128. El representante gremial quería que todos los futbolistas volvieran a la actividad sin deudas. Eso era imposible con el dinero que podía ofrecer la AFA, aun cuando también le recordaron que en los próximos días se firmará un contrato millonario con una de las tres empresas que pujan por los derechos de TV. Un porcentaje de los $ 1200 millones de la “llave en mano” del negocio iría para el gremio. No hubo forma.

Cuando la negativa de Marchi era indeleble, el comité de Regularización contraatacó. “Para nosotros hay fútbol. Se juega la fecha y puede hacerse con juveniles”, dijo Javier Medin, número dos del comité. Medin fue el primero en enterarse de que la Casa Rosada quería fútbol este fin de semana. No podía dar un paso atrás. Había que jugar. “La fecha de la primera división está suspendida”, lo cruzó Daniel Angelici (presidente de Boca) en el tercer piso de la AFA. El comité iba para un lado; los dirigentes, para el otro. Una vez más.

Apareció una explicación oficial: la logística. Era imposible hacer que los juveniles de los equipos de primera viajaran en tiempo récord a jugar los partidos ya programados. Esa fue la razón por la que Armando Pérez y Medin aceptaron que la máxima categoría postergara hasta la semana próxima el reinicio de su torneo.

“La plata estaba para gatillarla, pero quieren seguir con el paro. Está todo jugado. Empezamos el 10. Estamos abiertos al diálogo”, señaló el presidente del comité, Armando Pérez. Fastidiado por la situación, y molesto por no haber conseguido que la pelota vuelva a rodar en primera, agregó: “No podemos jugar porque no se solucionan los problemas. Lo más triste y difícil es que parece que estuvimos siempre desencontrados. No hay una solución”.

El ascenso se reunió alrededor de su líder, Claudio Tapia. Luego de 20 minutos de debate, definió continuar con su postura de disputar los partidos tal como estaban previstos. Y utilizar juveniles (a partir de la categoría ’96) en aquellos casos en los que los profesionales no quieran presentarse por el paro de actividades. Habrá que ver qué decisión reglamentaria adopta la AFA, ya que el reglamento obliga a los equipos profesionales a presentar al menos ocho futbolistas con contrato vigente “salvo en casos de fuerza mayor”. Todo hace pensar que la coyuntura actual amerita el estatus excepcional.

Qué pide Agremiados

Futbolistas Argentinos Agremiados había exigido el pago de $260 millones como parte de una deuda global con los futbolistas que rondaría los $500 millones. LA NACION intentó conseguir de parte del gremio los datos de cada club, pero hasta ahora no obtuvo respuesta. Según trascendió, las entidades más atrasadas les deberían cerca de $20 millones a sus futbolistas. Hay planteles enteros del ascenso que llevan entre cuatro y cinco meses sin cobrar, situación que ha llevado a varios futbolistas a conseguir trabajos paralelos. O incluso a retirarse de la actividad por la situación económica, como Santiago Bianchi (Comunicaciones).

fuente:LANACION

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta