La UIF investiga posibles delitos de lavado surgidos del blanqueo de capitales reportados por los bancos

share on:

El organismo que lucha contra el lavado de dinero controla posibles conductas ilegales como corrupción y crimen organizado a partir de la información que brindan las entidades del sistema financiero
Unidad de Información Financiera (UIF) ya analiza posibles conductas delictivas de los contribuyentes surgidas en el blanqueo de capitales y reportadas por los bancos.

Así lo indicaron a LA NACION fuentes del organismo que conduce Mariano Federici, que precisaron que se están analizando los reportes de operaciones sospechosas (ROS) para ver si surgen “actividades ilícitas” del blanqueo relacionadas al lavado de dinero, narcotráfico y crimen organizado.

“En un primer barrido, ya se detectaron algunas irregularidades, que la UIF analizará con tranquilidad para ver qué derivaciones tiene”

En un primer barrido, ya se detectaron algunas irregularidades, que la UIF analizará con tranquilidad para ver qué derivaciones tiene.

El factor que juega a favor de la UIF es que “se puede investigar con mucha tranquilidad, porque las cuentas del blanqueo en efectivo están inmovilizadas durante seis meses”, tal como lo dispuso la ley votada por el Congreso.

“Hay casos investigados”, expresaron. De todos modos, aclararon que los controles aplicados por los bancos “funcionaron muy bien, aunque por supuesto se están analizando los ROS”.

En el organismo están satisfechos por el buen resultado del blanqueo logrado hasta ahora, porque significa que se puede controlar a más contribuyentes que antes del sinceramiento fiscal.

Intercambio de información

En paralelo al blanqueo, la UIF está trabajando en información recibida por sus pares de 46 países con los que se firmaron acuerdos de intercambio de información.

El año pasado se firmaron Memorandos de Entendimiento con Estados Unidos, Brasil, Chile, Colombia, Panamá, Paraguay, Uruguay y Bolivia, mientras que este año ya se firmó uno con Corea.

El hecho más trascendente en este sentido es el restablecimiento de la cooperación con el Financial Crimes Enforcement Network (Fincen) de los Estados Unidos, que había sido suspendido en el kirchnerismo porque la UIF había filtrado información originada desde Washington.

También hay buena sintonía con el Departamento de Estado, que en su último informe elogió los avances registrados en el último año en materia de lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

“Desde que el presidente Macri asumió en diciembre 2015, él ha dado pasos para una amplia reforma económica y que fortaleció el régimen de de antilavado”, indicó.

“Bajo la ley 27.260 (de blanqueo) el gobierno argentino movió a la UIF del ministerio de Justicia al Ministerio de Finanzas. Esto promete fortalecer la autonomía de la UIF; la ley también refuerza la obligación de la UIF de mantener el secreto de sus fuentes cuando disemina información a jueces y fiscales y autoriza a la UIF, bajo su discreción, a comunicar información a otras agenciasa públicas”, detalló.

A la vez, aclaró que “pese a las mejoras detalladas, la implementación del régimen antilavado sigue siendo un desafío”.

El mismo cuidado se tomó con la organización que maneja este tema a nivel global, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que revisó la ley de blanqueo de capitales antes de que se tratara en el Congreso y no formuló ninguna objeción. También se llevó a ese organismo el decreto que habilitó a los familiares de los funcionarios y ex funcionarios a ingresar al blanqueo, que provocó polémica dentro del país. El Gafi tampoco planteó reparos por esta cuestión.

Dos especialistas del sector privado consideraron lógica la tarea de investigación de la UIF respecto del lavado de dinero.

El presidente de Fidesnet, Zenon Biagosch, indicó que “todos los bancos armaron buenas matrices de riesgo para ver qué es razonable blanquear de acuerdo al perfil de riesgo, aunque los bancos locales no fueron actores centrales, porque la mayoría fueron cuentas en el exterior y en inmuebles”.

“Pero la Afip sí es sujeto obligado y debería reportar ante la UIF. Los bancos miran de qué se trata, cuántos ingresos tienen demostrados los clientes y qué historial tiene”, expresó el ex vicesuperintendente de entidades financieras del Banco Central.

Diego Fraga, abogado del estudio RCTZZ, dijo que “la UIF podría investigar por el origen del dinero, algo que no puede hacer la Afip; es lógico lo que hace la UIF, porque además, con los blanqueos anteriores no hubo ningún reporte”.

fuente:LA NACION

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta