Cómo nuestro cuerpo contra virus y bacterias de forma natural

share on:

Nuestros cuerpos tienen un mecanismo para combatir el virus de la chikungunya o cualquier otro tipo de patógeno que nos ataque ya sea una bacteria, hongo o parásito. Este mecanismo es nuestro sistema inmunológico, el cual nos ha ayudado a sobrevivir en el planeta tierra por miles y miles de años.

Hoy en día, al igual que miles de años atrás, para mantenernos en salud y ser capaces de combatir un virus, enfermedades o tener síntomas mínimos en el caso de contraerlas, debemos fortalecer nuestro cuerpo, especialmente nuestro sistema inmune que se encarga de protegernos.

Para mejorar nuestra inmunidad, tenemos que mejorar nuestra relación con la naturaleza y la medicina que ésta nos provee, la cual ha demostrado mantener a la humanidad sana por miles de años. Basado en ésto, tenemos que concentrarnos en hierbas medicinales y alimentos que tengan propiedades anti-bacteriales y anti-virales. También es importante para mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico eliminar los alimentos y productos que lo suprimen.

Hierbas medicinales, alimentos y suplementos para combatir infecciones virales
Quiero compartir diferente tipos de alimentos, hierbas medicinales, suplementos y otros nutrientes que ha sido demostrado contienen propiedades curativas, anti-bacteriales, anti-virales y proveen una mejoría a la salud en general. Para profundizar sobre cualquiera de estos alimentos/productos en específico, puedes buscarlo en línea o dejarme un comentario. Mi meta con este artículo es compartir “ideas” las cuales puedes utilizar para investigar más a fondo.

Primero tenemos que limpiar nuestros sistema digestivo de bacterias dañinas para que el sistema inmune pueda funcionar adecuadamente y hacer un buen trabajo combatiendo el virus de la chikungunya o cualquier otra enfermedad que te esté afectando. Se puede lograr consumiendo alimentos fermentados, algunos superalimentos o consumiendo con probióticos de alta calidad.

Hierbas anti-virales
Considera las siguientes hierbas para combatir cualquier virus y a la misma vez fortalecer tu sistema inmunológico:

Uña de Gato (Cat’s Claw)
Guayacán/palo de Arco (Pau D’Arco)
Astragalus (Astragalus)
Baya de Saúco (Elderberry)
Toronjil/Melisa (Lemon Balm)
Regaliz (Licorice root)
Hoja de Olivo/Aceituna (Olive leaf)
Aceite de Oregano (Oregano oil)
Estas se pueden encontrar en tinturas, capsulas, frescas, secas o en polvo, yo las consumo principalmente hechas un polvo, el cual le hecho a los batidos, o simplemente mezclo con agua y en algunas ocasiones a la comida. También la venden deshidratadas (secas), las cuales uso mayormente en los té que bebo todas las mañanas. Recuérdate siempre optar por la versión con mayor calidad posible y que sean cultivadas de forma orgánica (sin uso de químicos).

Aquí estamos viendo estas hierbas por sus cualidades específicas en combatir virus, pero sus beneficios son muchos más amplios, éstos pueden llegar desde reducir la inflamación (Melisa) en el cuerpo hasta revertir el proceso de envejecimiento (Astragalus). Estas hierbas, comprobadas que combaten todo tipos de virus, proporcionaran otra capa de protección a tu plan general de apoyo inmunológico.

Hierbas y alimentos anti-bacteriales
Los siguientes alimentos se pueden utilizar de diferentes formas, como en las comidas, pero para mayor potencia están los extractos, tinturas, capsulas, aceites esenciales, té y zumos:

Ajo (Garlic)
Cebolla (Onion)
Cúrcuma (Turmeric)
Jengibre (Ginger)
Limón (Lemon)
Cayena (Cayenne)
Menta (Peppermint)
Canela (Cinnamon)
Clavo dulce (Clove bud)
Arándano rojo (Cranberry)
Margarita (Calendula)
Coneflowers (Echinacea)
Uva de Oregón raíz (Oregon grape root)
Goldenseal
Mashmallow root
Gayuba/Uva de oso (Uva Ursi)
Yarrow root
Plata coloidal (Colloidal silver)
Aceite de coco (Coconut Oil)
Sábila (Aloe Vera)
Algunas son también anti-virales como el: jengibre, ajo, arándano rojo, plata coloidal y echinacea.

Alimentos, nutrientes y sugerencias para fortalecer el sistema inmunológico
Aparte de las hierbas con propiedades medicinales, también es importante tomar en cuenta ciertos alimentos y actividades que pueden fortalecer el sistema inmunológico en general:

Hierbas adaptógenas (reishi, siberian ginseng, astragalus, gynostemma, uña de gato, palo de Arco).
Hierbas que apoyan el hígado (cardo mariano {milk thistle}, panaderos {dandelion root}, rumex crispus {yellow dock root}, burdock root, alcachofa {artichoke}, cúrcuma {turmeric}).
Vitamina C (camu camu, acerola, cereca {cherry,} guayaba, pimientos, col rizado {kale}, naranjas).
Vitamina D (Luz solar y/o aceite fermentado de hígado de bacalao).
Zinc (suplemento o semillas de calabaza)
Probióticos (suplemento o alimentos fermentados como: sauerkraut, coconut kefir, vinagre de cidra de manzana y kombucha).
Ejercicios (preferiblemente en un ambiente natural con los pies descalzos sobre la tierra).
Earthing/Grounding, conectarse con la tierra, preferiblemente bajo la luz solar.
Elimina los alimentos que suprimen el sistema inmunológico
En el proceso de mejorar el funcionamiento de nuestro cuerpo y sistema inmune, no sólo debemos agregar ciertos alimentos, también debemos eliminar aquellos que lo suprimen y nos hacen daño. Los principales culpables son (el exceso de:

Azúcar (especialmente refinada).
Alcohol y drogas recreacionales y medicamentos.
Productos lácteos (aquellos pasteurizados y rellenos de químicos y hormonas sintéticas, la versión 100% natural, original, orgánica, no son un problema).
Maíz, soya y trigo (La versión refinada y/o modificada genéticamente).
Alimentos hidrogenados (Por ejemplo, los aceites vegetales utilizados casi en todos los negocios y restaurantes, especialmente en la comida chatarra).
Exceso de proteína animal.
Exceso de consumo de harina.
Alimentos altamente procesados.
El estrés crónico.
Exposición a campos electro magnéticos (EMF por sus siglas en Inglés).
Una exposición limitada a la luz solar o una baja suplementación de vitamina D.
Hay que tratar de consumir mucha agua y líquidos como el agua de coco, sandía y extractos de vegetales (zumos) frescos.

Conclusión
Esto son los mismo métodos que se han utilizado por miles de años para mantenernos en salud. No importa la enfermedad, el virus ni el nombre que le pongamos, si nuestro sistema inmunológico está bien nutrido, entonces él se encargará de protegernos. Incluso cuando estamos deficiente de múltiples nutrientes, cansados, estresados y deprimidos, nuestro sistema inmunológico nos protege, por eso es que cuando las personas se enferman de la chikungunya, se curan al par de semanas y en muy pocos casos la enfermedad es letal.

Si agregas algunas de estas sugerencias a nuestra dieta y/o estilo de vida, entonces estaremos mejor armados para combatir la chikungunya o cualquier otro virus que nos quiera visitar.

Come bien, duerme bien, piensa positivamente, conéctate con la tierra y haz ejercicio y no tendrás problema con la chikungunya, y si ya estás infectado, entonces mejora tu alimentación y verás cómo te mejorarán los síntomas. Mi cuñada vió cambios increíbles en cuanto a la chikungunya después de empezar a tomar aceite de coco y cambiar su alimentación, los síntomas que la mayoría conocemos, desaparecieron en tan sólo unos días.

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta