A dios lo que es de dios y….: Fue a confesar un crimen y el cura lo convenció a entregarse

share on:

Detuvieron a un joven en Corrientes que reveló a un sacerdote de la Catedral de Goya que participó del asesinato de un inspector en un intento de robo de un supermercado chino en la localidad de Longchamps.

Un joven que tenía un pedido de captura fue detenido en la ciudad correntina de Goya, luego de que le confesara a un sacerdote su participación en el crimen de un oficial de la ex Policía Metropolitana en septiembre del año pasado en la localidad bonaerense de Longchamps, informaron fuentes policiales.

Se trata de un joven identificado por la policía como Kevin Magdalena (21), quien fue apresado este jueves luego de que el muchacho se acercó a la Catedral de Goya y pidió hablar con un sacerdote para confesarle su participación en el crimen del Inspector Carlos Daniel Molero (47).

Según las fuentes, Magdalena se entregó luego de que el sacerdote lo convenciera y quedó alojado en la Unidad Penal 8 de Goya perteneciente al Servicio Penitenciario de Corrientes, a la espera de los trámites correspondientes para efectuar su traslado hacia la provincia de Buenos Aires.

El asesinato del oficial Molero, que se desempeñaba en la División Materiales y Bienes de la ex Policía Metropolitana, ocurrió el 8 de septiembre de 2016 en un intento de robo en un supermercado chino ubicado en la avenida Hipólito Yrigoyen y la calle Roger, en la localidad de Longchamps, perteneciente al partido de Almirante Brown, en el sur del conurbano bonaerense.

De acuerdo a lo que quedó registrado en las cámaras de seguridad del local, dos delincuentes armados ingresaron al supermercado y uno de ellos tomó como escudo humano a un cliente mientras que el otro se acercó a la línea de cajas para robar el dinero.

Molero estaba de franco y se encontraba en el supermercado vestido de civil junto a su hija, cuando decidió intervenir para evitar el robo y extrajo su arma reglamentaria.

Tras identificarse se produjo un tiroteo con los delincuentes y murieron dos de ellos a pocos metros del local producto de los disparos, cuando intentaban escapar en la Citroen Berlingo robada en la que se trasladaban.

Molero se asomó a la puerta del supermercado con el objetivo de evitar la fuga de los asaltantes pero recibió un disparo mortal en la frente por parte de otro delincuente que obraba como “campana”.

Dos ladrones pudieron escapar del lugar corriendo y entre ellos se encontraba Magdalena, informaron fuentes policiales. Por este motivo es que Magdalena tenía un pedido de captura ordenada por la Justicia de Lomas de Zamora.

fuente: CRONICA

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta