En Mendoza El PAMI ya recorta cobertura de remedios a jubilados

share on:

El titular del programa en la provincia señaló que la medida alcanza a las personas que acreditan propiedades o autos de alta gama, y por este motivo suponen que no necesitan el beneficio.

  • Luego de que a principios de año el PAMI eliminara el subsidio social de 100% para la cobertura de medicamentos a algunos afiliados en todo el país, de a poco se van sintiendo las consecuencias. Es que si bien la medida apuntaba a “terminar con la corrupción” e irregularidades -entre las que se destacaban afiliados que solicitaban los medicamentos aunque no los necesitaran u otros que los recibían sin costo alguno contando con los medios necesarios para pagarlos-, lo cierto es que actualmente también hay afiliados que por apenas superar los 9.592 pesos de ingresos mensuales se quedaron sin este beneficio. Y en Mendoza, afiliados y médicos de cabecera reconocen que las primeras consecuencias han sido de angustia y preocupación precisamente en estos afiliados.

“Las más afectadas son mujeres viudas que tienen la jubilación mínima y una pensión, y por cobrar 10.000 pesos o pasarse por un poco ya no tienen el subsidio social. Muchos están angustiados y hasta me piden que guarde algunas muestras de remedios para que puedan llevarse, porque no pueden comprarlos. También han saltado casos de otros pacientes que ya no reciben algunos medicamentos y cuando se les pregunta si no van a necesitar la receta, reconocen que no los necesitaban urgente sino que los guardaban ‘por las dudas’. El tema es que el PAMI se ha movido como un péndulo, de un extremo al otro”, destacó uno de los profesionales de cabecera de la obra social consultados por Los Andes.

En este contexto, la Federación de Centros de Jubilados, Pensionados y Tercera Edad de la Zona Este presentó el 5 de abril una acción de amparo en la Justicia Federal para que se dejara sin efecto la resolución que limita la entrega de medicamentos. “Es algo inconstitucional y terrible, ya sobrepasa cualquier entendimiento”, indicó su presidente, Julio Ortiz.

Según explicó el titular de PAMI Mendoza, Carlos Valcarcel, los medicamentos vinculados a patologías oncológicas, VIH, pacientes con problemas renales que precisan diálisis y diabéticos insulino dependientes mantienen la cobertura integral (100%), mientras que los demás medicamentos tienen descuentos de entre 40% y 80% en algunos afiliados que hasta enero los recibían sin costo.

“Esto responde a medidas de saneamiento del PAMI en todo el país. Tenemos documentado casos de personas que son propietarias de grandes parcelas de tierra o que tienen yates o aviones y tenían el 100% en los medicamentos. Más que reevaluación, lo que se ha hecho es racionalización del subsidio social. Incluso, en Mendoza había 2 casos de personas que tenían un barco y un avión y a quienes se les quitó el subsidio social”, ejemplificó el funcionario e hizo hincapié que una de las condiciones que se tuvo en cuenta para excluir afiliados de este beneficio era que fueran propietarios de bienes lujosos.

Valcarcel destacó que en Mendoza hay 230.000 afiliados a PAMI, que la cobertura promedio en todos los medicamentos es de 68% y que no hay cifras actualizadas sobre los beneficiarios del subsidio social. “De todos los afiliados, hay entre 75.000 y 80.000 que reciben algún tipo de subsidio. Como estos se renuevan cada 3 ó 6 meses, todavía hay algunos que siguen manteniendo el 100% y que deberían dejar de recibirlo. En junio podrían actualizarse esos datos”, destacó.

En lo que se refiere a costos de internación y prótesis, indicó que la obra social seguirá cubriendo la totalidad.

 

A la Justicia

El 27 de enero entró en vigencia en todo el país la resolución 337/05 del Inssjp (Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados), de quien depende PAMI -es su obra social-.

En ella se anuncia la eliminación del subsidio social para quienes perciban el haber jubilatorio mínimo más 50% de este al mes (la jubilación mínima es 6.393 pesos y con el agregado asciende a 9.592 pesos -aquí no debería contemplarse la reparación histórica-), para quienes sean propietarios de vehículos de alta gama o modelos recientes -posteriores a 2007-, aquellos que tengan más de una propiedad y para quienes posean bienes suntuarios.

“Lo que se hizo fue sacar a aquellas personas a quienes se les pueda acreditar cierto poder adquisitivo que demuestre que no necesitan del beneficio. Se recorrió todo un camino de saneamiento del PAMI y esta fue una de las medidas que se tomó”, destacó Valcarcel. Dijo que se revisa caso por caso, cada afiliado.

Ante esta medida, a principios de mes las autoridades de la Federación de Centros de Jubilados del Este presentaron el amparo en la secretaría 2 del Juzgado Federal solicitando la marcha atrás en la decisión.

“Tenemos muchos casos de personas que reciben la mínima y que alguna vez tuvieron otra casa a su nombre y ya no. Pero como nunca hicieron la transferencia, le sacan el 100%. Quien quiera tener un medicamento al 100% debe solicitarlo por vía de excepción. Sólo en la zona Este hay 240 expedientes esperando, y una sola auditora.

En pocas palabras, no nos van a entregar más el medicamento”, agregó con pesimismo Ortiz, quien resaltó que la medida es irrisoria. “Con una canasta básica que supera los 14.000 pesos, fijan que alguien que reciba más de 9.592 pesos ya no pueda tener medicamentos sin costo. Es triste”, sintetizó.

“Mi mamá se jubiló como ama de casa y tiene una pensión porque mi papá falleció. Está cobrando menos de 14.000 pesos, no está sobrada. Ella tiene diabetes y le dieron los remedios generales hasta octubre, pero después no sabe qué va a pasar (NdR: según el PAMI, estos medicamentos seguirán con cobertura total). Y también tiene hipertensión, pero ya tenemos que pagar por esos remedios”, acotó Noelia, hija de otra afiliada.

El presidente de la Federación de Jubilados y Pensionados Nacionales y Provinciales de Mendoza, Raúl Monzón destacó que no se le ha quitado nada a quienes no puedan pagarlo.

“Se está haciendo una revisión entre los afiliados, pero en las denuncias se mezcla mucho la política y en lugar de trabajar para mejorar la situación, muchos prefieren salir a quejarse. Pero a la Federación no traen nada para que presentemos como reclamo. No estamos bien y hay que corregir muchas cosas, pero eso no se hace destruyendo, sino trabajando”, indicó Monzón, quien defendió el trabajo de las autoridades actuales.

“Muchos abusaban del subsidio social y estaban en condiciones de pagar. Para revertir todo lo que se dejó en la gestión anterior va a hacer falta mucho trabajo. A nadie le han quitado ni suprimido nada, aunque cuesta mucho entenderlo en una sociedad que está acostumbrada a recibir todo de arriba”, sintetizó.

fuente: LOS ANDES

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta