El presidente Mauricio Macri recibió fondos de Odebrecht para su campaña presidencial

share on:

El gigante brasilero, implicado en graves hechos de corrupción, aportó a Cambiemos una importante suma de dinero en las elecciones del 2015.

La empresa brasilera Odebrecht que admitió ante la Justicia de Estados Unidos el pago de soborno y otras prácticas ilegales, muchas en Argentina, aportó una importante cantidad de dinero a la campaña presidencial de Mauricio Macri.

La donación, según consta en documentos oficiales cotejados por el diario La Nación, se efectivizó mediante una de sus controladas, Braskem SA, que desembolsó $500 mil para respaldar la candidatura del líder de Pro a comienzos de 2015.

Dos ejecutivos de Odebrecht y un lobbista de la empresa afirmaron, pero de manera extraoficial también a La Nación, que aportaron además a las campañas “de los principalescandidatos en 2015”. Mencionaron a Daniel Scioli, Sergio Massa y Margarita Stolbizer. Pero estos supuestos aportes fueron desmentidos de manera tajante por los tres candidatos y no aparecen en los informes que presentaron ante la Justicia electoral.

El aporte figura en el balance de Pro de 2015 porque la empresa pagó los cubiertos de toda una mesa en la cena de recaudación de fondos que organizó Cambiemos en marzo de ese año, admitieron desde Odebrecht y desde el partido.

La donación es totalmente legal. Es una más entre los 2 mil empresarios que vinieron a la cena. No existe ningún tipo de incompatibilidad ni nada espurio detrás del aporte. Tampoco había ningún vínculo contractual entre la empresa y la ciudad de Buenos Aires [administrada en ese momento por Macri]”, sostuvo José Torello, apoderado de Pro. “Nos señalan porque hacemos las cosas transparentes. Recibimos ese aporte y lo mostramos porque no hay ningún conflicto. ¿Por qué nuestro rivales no blanquearon las aportes de empresarios para sus campañas?”, desafío el asesor del Presidente.

Braskem es la compañía del holding Odebrecht para el mercado petroquímico y tiene una filial en la Argentina. El gigante brasileño utilizó la estrategia de hacer figurar el nombre de esta firma controlada de bajo conocimiento público para evitar exponerse públicamente. Los brasileños, incluso, no enviaron a sus principales ejecutivos asistan a la cena, sino sólo “segundas líneas”, admitieron desde la compañía.

“Braskem es una empresa controlada por el holding, pero no es la constructora”, precisaron desde Odebrecht. “A la cena fueron ejecutivos de rango medio y empleados, pero ningún representante legal, ni directivo de las compañía”.

La principal obra de Odebrecht en el país es el soterramiento del Sarmiento, un contrato de U$S 3.000 millones con financiación estatal. Ganó la obra en 2006 un grupo de empresas lideradas por Odebrecht, más Iecsa, que era del primo del Presidente, Ángelo Calcaterra.

fuente: DIARIO24

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta