Se defendió de un ladrón y tuvo que abandonar su casa por las amenazas

share on:

Intentó robar una camioneta pero el dueño lo descubrió y le dio una golpiza. Cuando la familia se enteró atacaron la vivienda del hombre y prometieron asesinar a todos sus seres queridos, además lo denunciaron por lesiones.

“Es un buen chango el chico de la esquina; debe tener unos 27 años y hace poco fue papá. Es una persona trabajadora, fuimos vecinos toda la vida. Ahora se tuvo que ir de su casa porque le tiraron piedras y le dijeron que lo iban a matar”, comentó Luisa, una vecina que prefirió no dar su apellido por miedo. Es que en el barrio ATEP, el miércoles a la noche, vivieron un violento episodio. Un joven de la zona vio que un supuesto ladrón habría entrado a su camioneta; lo sacó y le dio una brutal paliza. Los familiares del herido se enteraron poco después porque, según comentan en la zona, viven a menos de 200 metros. Luego de atacar la vivienda del dueño del vehículo, prometieron asesinar a todos sus seres queridos. Por último, lo terminaron denunciando por lesiones.

Todo se desencadenó cerca de las 21.30, cuando el sospechoso quiso robar un estéreo, a metros del canal sur, entre las manzanas G y H. En el barrio se explicó que el único que le pegó fue el joven al que quiso robar. “Cuando le terminó de pegar, se sentó al lado de esa bomba de agua a llorar”, agregó Marina, mientras señalaba la esquina. Alrededor del herido se fueron congregando varias personas de la zona. “Ese tipo le robó a mucha gente acá. Todos los que llegaban lo iban reconociendo. Es del barrio 2 de Septiembre”, comentó Román Casas.
El acusado de robo fue llevado primero al CAPS San Martín, pero fue derivado al hospital Padilla; allí sigue internado, aunque fuera de peligro. Tiene 27 años, cuenta con antecedentes y sufrió fuertes golpes en el rostro, la cabeza y una pierna. No fue aprehendido porque ningún vecino lo denunció por robo.
Mientras lo atendían, una tía de él se presentó ante la Policía y denunció por lesiones al dueño de la camioneta. La Justicia ahora investiga lo que realmente ocurrió. La Policía debe llevar las actuaciones que realizó en las últimas horas.
La casa en soledad
Por lo que se comentó en el barrio, el muchacho que agredió a quien le habría robado estaba pasando un gran momento; estaba disfrutando de su reciente paternidad y había comenzado un nuevo negocio. Ahora toda su familia había abandonado la casa. Allí sólo estaban dos perros pitbull que flanqueaban la entrada.
“Ese ladrón estuvo molestando todo el día”, comentó Pablo, el esposo de Luisa. “Después, charlando con los vecinos, supimos que le había sacado unas zapatillas a una mujer. Cuando me tomé el colectivo a la tarde, yo mismo pude ver que estaba intentando abrir la puerta de la verja de un vecino. Además, me pareció que estaba borracho o drogado. La llamé a mi mujer para que cerrara todo con llave y llamara a la Policía. Cuando ella salió, ya le habían dado la golpiza”, contó.
“En el barrio 2 de Septiembre corre mucho la droga. Por eso, cuando necesitan comprar, se vienen para acá a asaltar a alguien o robar algo. Eso pasa todos los días. En esa misma esquina, unas horas antes, le sacaron el celular a una chica”, agregó Casas.
La última en hablar fue Silvia. Si bien reconoció que poco sabía de ese hecho, desde adentro de su verja graficó bien el miedo que tienen en la zona: “ahora estoy esperando el colectivo de la Línea 9. Cuando lo veo en la esquina, salgo corriendo para hacerlo parar. Es que no quiero estar en la calle”, lamentó.
              fuente: LOS PRIMEROS
El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta