La justicia Sobreseyó a Juan José Gómez Centurión en la causa por negar que hubo 30 mil desaparecidos

share on:

El director de la Aduana había negado que haya existido un plan sistemático de represión en la última dictadura

El director de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, fue sobreseído definitivamente en la causa penal que se abrió luego de que negara que haya existido un plan sistemático de represión en la última dictadura y 30.000 desaparecidos.

Fuentes judiciales informaron que el fiscal federal Ramiro González desistió de apelar el sobreseimiento que había dictado el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, quien entendió que Gómez Centurión no incurrió en “apología del delito”, como tampoco exaltó ni reivindicó ningún hecho y/o protagonistas.

El jefe de la Aduana -actualmente de licencia por enfermedad- había dicho el 29 de enero pasado que la represión ilegal de la última dictadura “no fue un plan sistemático para desaparecer personas ni un genocidio”, sino que se trató de “un torpísimo golpe de Estado lidiando con un enemigo que no sabían cómo manejarlo y que había arrancado en el ’75 con una orden constitucional de aniquilamiento”.

Sus declaraciones sobre la cantidad de desaparecidos causó un gran revuelo y fue muy criticado. “La desaparición de miles de personas es terrible. Es un análisis de causa-consecuencia. Y el número no es pornográfico en la medida de cómo lo desarrollemos, porque 8.000 personas muertas desde el punto de vista social es espantoso, pero desde el punto de vista histórico no es lo mismo 8.000 verdades que 22 mil mentiras”, dijo.

Gómez Centurión combatió en la Guerra de Malvinas y recibió una de las máximas condecoraciones por su accionar en batalla. Pero también adhirió al movimiento de militares “carapintadas” que se rebeló contra el gobierno de Raúl Alfonsín cuando avanzó con las acusaciones por violaciones a los derechos humanos contra todos los estamentos castrenses.

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta