Denuncian que “hijos del poder” hicieron detener a una mujer para robarle 5 millones de dólares

share on:

Se trata de los hijos del actual titular del Ministerio Público Fiscal, Edmundo Jiménez, el jefe de los fiscales tucumanos.

De acuerdo a una noticia publicada en el diario Perfil, se presentó ante la Corte Interamericana de Derecho una denuncia por extorsión y estafa relacionada con altas esferas del poder en la provincia.

Roxana Tevés afirma que la obligaron a ceder su patrimonio de 5 millones de dólares para poder recuperar su libertad. Los abogados que la acusaron fueron los hijos del actual titular del Ministerio Público Fiscal, Edmundo “Pirincho” Jiménez, el jefe de los fiscales tucumanos.

Tevés estaba en pareja con Augusto Severini, dueño de una cadena de hoteles alojamiento. Tenían 5 millones de dólares en nueve plazos fijos en el Citibank (los dos eran titulares). En 2009, Severini fallece y empieza un juicio civil entre Tevés y la hijastra por la sucesión. Allí, Tevés consigue varias medidas cautelares a su favor, para poder disponer de los fondos. Pero en el camino le inician una denuncia penal a ella, su hijo y su nuera, donde los acusan de secuestro y asociación ilícita. Los abogados querellantes son Edmundo Jiménez (hijo) y su hermana, Ana Lucía, quienes en noviembre de 2010 piden la inmediata detención de los tres, a lo que la jueza accede.

Después de un mes en prisión, Teves relata que se le presenta el abogado Alfredo Falú (actual subsecretario del gobierno de Juan Manzur) y se le ofrece como su abogado defensor. Su abogado defensor le comento que si ella transfería los fondos quedaba en libertad, eso era lo que buscaban los acusadores. Primero se opuso, pero por insistencia de su hijo terminó firmando. Además, Falú le hace sumar un nuevo abogado civil, René Goane (hijo de un vocal de la Corte Suprema). Así, desiste de todos sus derechos sobre los bienes, incluso de los plazos fijos.

A los pocos días, Falú, en un escrito hecho a mano, pide a la jueza el cese de prisión, a lo que accede. Ni siquiera se opusieron el fiscal ni los abogados querellantes, que supuestamente pidieron su detención por un delito grave como el secuestro extorsivo.

Al mismo tiempo, la jueza requirió que se giren los plazos fijos a una cuenta que Jiménez (h) abrió en el Banco de Tucumán. Ante la negativa del gerente de la sucursal del Citibank (Rafael Carranza), el fiscal Herrera llegó a pedir su detención. Finalmente, el banco giró los millones a la cuenta a nombre de Jiménez.

fuente: DIARIO24

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta