Zampedri recibió el alta y el Deca vuelve a sonreír

share on:

Ayer se cumplieron tres semanas desde que el artillero se operó del menisco interno de la rodilla izquierda y ya recibió el alta

Después del “hola, cómo estás”, llega una respuesta más que alentadora para los hinchas de Atlético. “Muy bien, el lunes estoy entrenándome con el plantel”. Fernando Zampedri anticipa lo que a priori suena a notición, justo cuando la eliminación de la Copa Libertadores y la reciente derrota con River, por el torneo de Primera, aún siguen tan frescas en 25 de Mayo y Chile que duelen fuerte.

“Tanque” también festeja su regreso. Y en tiempo récord, por cierto. Ayer se cumplieron exactamente tres semanas desde que el entrerriano pasó por el bisturí del doctor Jorge Batista en Buenos Aires, el 11 de mayo. Tres semanas, es decir 21 días (lo que demora en sanar un desgarro) para estar completamente recuperado de la operación del menisco interno de la rodilla izquierda. Tenía razón el representante del goleador, entonces, cuando anticipó que su representado iba a estar listo para volver a jugar en 30 días. Lo estará, y quién dice que no esté el próximo jueves por Copa Argentina, cuando Atlético choque con All Boys en Salta por los 32tos. de final. Suena aventurado. Igual, después de la fecha FIFA, el fin de semana que viene, seguro contra Defensa y Justicia, Vélez o Patronato estará.

“El lunes ya estoy a disposición del técnico”, repitió Zampedri. Está desesperado. Extraña al fútbol.

El físico le ayudó a “Tanque” en su puesta a punto, pero también el trabajo que realizó después de la operación. “Estuve una semana inmovilizado, haciendo reposo y después comencé a entrenarme, primero, en un turno; después en dos, y por último hasta en triple turno”, le comenta a este diario el hijo pródigo de Chajarí que jugó su último partido en el año en Santa Fe ante Colón. Ante el “Sabalero” también marcó su última conquista.

Fue justamente ese cabezazo del 1-0 parcial (el partido finalizó 2-2) que burló la defensa de Jorge Broun el que le terminó costando la lesión. Tras el salto, al amortiguar el golpe, su rodilla dijo basta. Cambio y quirófano.

¿Después de recibir el alta de Batista, dónde cómo siguió su camino Zampedri? Se despidió de Buenos Aires y encaró rumbo a Rafaela. Allí pidió turno con Matías Marengo, especialista en alto rendimiento, cuyo centro es muy solicitado. “Matías trabaja sólo con deportistas. Es un genio, tremendo. Me recuperó en menos tiempo que lo que dura un desgarro. Todo el día estuve laburando para llegar”, festejó el goleador, justo en un momento en que el ánimo de los “Decanos” no era el mejor.

fuente: la gaceta

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta