Juicio a los Ale: el representante de la UIF pide que se investigue a “cacho” Cortalezzi

share on:

El interventor de la Caja Popular aparece involucrado en la operación de una propiedad. Un testigo contó cómo le quitaron un bien por no haber pagado el dinero de un préstamo. Polémica operación inmobiliaria.

El testimonio de un abogado en el juicio contra el clan Ale generó sorpresas en la sala. Por sus dichos, no solo se pidió ampliar la acusación en una imputada, sino que dio pie a los representantes de la Unidad de Información Financiera para que pidieran oficialmente que se investigue a Armando Cortalezzi, actual interventor de la Caja Popular de Ahorros por lavado de activo.

Armando René Cáceres se sentó en una silla y comenzó a contar su historia. Dijo que en 2008 le solicitó a Rubén “La Chancha” Ale (está acusado, junto con su hermano Ángel “El Mono” y con María Jesús Rivero, de encabezar una asociación ilícita dedicada a blanquear recursos obtenidos de manera ilícita) una suma de dinero (no lo dijo en la audiencia, pero serían $ 400.000, en 2008) y que había puesto como garantía un departamento en calle Salta al 100.

Reconoció que como no podía cubrir la deuda, comenzó a ser amenazado por “La Chancha” y sus empleados, entre los que nombró a Fabián González y a Luis Alberto Suárez, que también se encuentran sentados en el banquillo de los acusados en este juicio.

Al año siguiente, siempre según se declaración, lo llevaron presionado a una escribanía para que transfiriera el departamento a nombre de Valeria Bestán, ex esposa de Rubén Ale, que también está siendo enjuiciada. Dijo además que la causa no fue investigada por la Justicia provincial, pese a que él hasta asumió el rol de querellante

Los defensores de los acusados se apoyaron en algunas contradicciones que cometió el testigo para descalificar sus dichos. Sin embargo, sus rostros cambiaron cuando se mostraron dos elementos probatorios. El primero fue una escritura en la que aparece que Bestán le da un poder a Cortalezzi para que supuestamente venda ese bien, y cayó en manos de una mujer que sería pariente del actual interventor de la Caja Popular de Ahorros de la Provincia. Luego se exhibieron dos recibos del pago de expensas que estaban a nombre de Bestán.

Después de que declarara el último testigo, Martín Olari Ugrotte, representante de la UIF en el juicio, se generaron murmullos cuando pidió que se le ampliara la imputación a Bestán por presunto lavado de activos, planteo que contó con el apoyo del fiscal Pablo Camuña y de los abogados de la AFIP.

Luego, ante la sorpresa de todas las partes, solicitó que se investigue a Cortalezzi por supuesto lavado de activos. “No pudo no haber sabido que el departamento era fruto de un ilícito y creemos que formó parte de una triangulación, ya que Ale le adquirió su vivienda de Adolfo de la Vega al 700”, sostuvo el profesional en la audiencia.

El tribunal decidió definir esos planteos antes de que levantara la audiencia hasta el próximo miércoles: primero rechazó el planteo de ampliación de imputación, por lo que las querellas hicieron reserva de actuar en Casación. Sobre el pedido de investigación, no se emitió resolución alguna; en principio lo harían después de dictar la sentencia.

FUENTE: LA GACETA

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta