Ex- ministro Roberto Lavagna: “Las inversiones no vienen por falta de confianza y ahora hay que sumarle la candidatura de Cristina Kirchner”

share on:

El ex ministro de economía Roberto Lavagna advirtió sobre los efectos nocivos que genera en la economía el regreso de la ex presidente Cristina Kirchner a la escena política y advirtió que su presencia adiciona más desconfianza a la que ya existe entre los inversores.

Según uno de los ministros más importantes de la transición luego de la crisis del 2001, la postulación a senadora de la ex mandataria puede generar cierta duda de los inversores. “Antes de que hubiera una candidatura las inversiones no vinieron. En el origen hay una falta de confianza. Hoy se le agrega a la falta de confianza el efecto de una candidata que durante 8 años tuvo un gobierno que cuando se lo mira completo, fue un gobierno fracasado“, advirtió.

En un reportaje con Ernesto Tenembaum, en Radio Con Vos FM89.9, Lavagna aseguró que “el desafío, más allá de las elecciones, es encontrar cómo se generarán los consensos básicos y después alcanzar una idea distinta de la dirección de la economía”. “Cuanto antes se logre, mejor será. Si no se irán acumulando desajustes”, alertó.

Lavagna aseguró que el país está en un proceso de estancamiento que lleva ya 10 años. Recordó que durante la primera presidencia de Cristina Kirchner “la economía pegó un bajón muy fuerte” y en el segundo mandato “el estancamiento fue total”, algo que se prolongó en 2016 y 2017 con el Gobierno de Cambiemos.

Esto es un tobogán que comenzó en 2008 y que continúa hoy a pesar del cambio de políticas. El desafío es ver cómo se quiebra esa tendencia que lleva ya 10 años, que es mucho tiempo, pero cómo se quiebra no al 1 o 2%, sino a una tasa fuerte“, agregó.

Último acto: La ex presidente pidió unidad y organización para combatir las políticas del Gobierno (Adrián Escandar)

Último acto: La ex presidente pidió unidad y organización para combatir las políticas del Gobierno (Adrián Escandar)

Muy bien recordado por su gestión, más allá de algunos debates, Lavagna también lamentó no haber aprovechado la época de bonanza que registró el gobierno de Cristina Kirchner beneficiado por los altos precios de los commodities, principalmente la soja. “A partir de enero de 2007 la suba fue fenomenal, lo que hace más grave el tobogán porque se desperdició esa situación“, enfatizó.

Desde su óptica, “para poner en marcha la economía hay que tener la convicción de que el consumo no puede ser ignorado” dijo y criticó al actual Gobierno por su actitud de que el consumo no era importante. “No es consumo o inversión, es junto, articulados, que permitan que exista demanda en la economía. Porque si no hay demanda no hay razones para que alguien invierta“, advirtió.

Además Lavagna consideró indispensable generar la condición de orden general, comenzando por la seguridad jurídica, para que las inversiones enganches con el consumo y avanzar con ambos. “Los programas populistas se centran en el consumo y los liberarles en la inversión y los resultados no ha sido en ambos casos positivos”, recordó.

Al ser consultado sobre la posibilidad de devaluar como parte de la solución, el ex ministro sostuvo que esa no es la solución al problema. “Devaluar es negativo y fácil de hacer. No es eso lo que resuelve el tema. Porque si se devalúa y se produce en un aumento de precios incontrolables, hay una carrera entre precios y dólar. La clave acá es una medida de ese tipo que asegure una baja de la inflación“, opinó.

“Hay que hacer una modificación en los precios relativos; los precios de las cosas en Argentina son demasiado altos”, agregó e insistió en que “el consumo no puede ser ignorado y entender que sin inversión se termina en inflación. Las inversiones deben ir de la mano con el consumo”, enfatizó.

En este marco, Lavagna destacó que el gobierno de Cambiemos empezó con algunas medidas correctas como la baja de retenciones, que permite que el campo sea hoy el único sector que empuja la economía. “A esas correcciones que algunos definieron como gradual, para mí no lo fueron. Creo que fue un shock en una buena dirección, pero lo anularon con un contra shock que fue la suba de tarifas. El solo anuncio generó un contra shock y volvió a poner los precios de la economía en no competitividad y a partir de ahí se enreda la política económica“, dijo.

También criticó la idea de que la tasa de interés sola puede resolver el problema de inflación y que el ajuste se haga en los salarios de los trabajadores. “Esto se resuelve con algo que no es fácil, pero es central, si entienden que hay que ocuparse del todo y no de cuestiones parciales para poner la maquinaria económica en marcha“, señaló.

Finalmente, el ex ministro recordó que “este es un gobierno minoritario” y “las sociedades que funcionan entienden que el consenso, el acuerdo político y la actitud cultural es imprescindible para el avance”.

FUENTE: INFOBAE

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta