German Alfaro comparó al funcionario del medio millón de dólares con José López

share on:

El intendente, Germán Alfaro, aprovechó el aniversario de la refundación de San Miguel de Tucumán para responderles a los funcionarios y legisladores del Partido Justicialista que aspiraban a volver a ganar la capital en los comicios de octubre.

“Que mejor se reúnan para solucionar los problemas de la provincia. Un funcionario del Instituto de la Vivienda no puede justificar 500.000 dólares y el gobernador Juan Manzur guarda silencio. Es el caso López a la tucumana”, respondió el jefe municipal.

Alfaro comparó al funcionario del Instituto de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu), Miguel Jiménez Augier, con José López, el ex secretario de Obras Públicas durante el kirchnerismo, detenido por arrojar bolsos con dólares a un convento. La investigación judicial por presuntas irregularidades en la asignación de obras de vivienda se produjo tras un informe televisivo.

Saxofón en la Catedral

El silencio en la iglesia Catedral se interrumpió de golpe el viernes, a las 10.25, por los acordes de un saxofón y dos trompetas que retumbaron en el cuerpo central. La Banda de Música Municipal calentaba los vientos en la vereda, a la espera de Alfaro y de su esposa, la candidata a diputada nacional en segundo lugar en la lista de Cambiemos, Beatriz Ávila.

Un puñado de funcionarios municipales fumaban en la vereda. Los encargados de ceremonial discutían cerca del púlpito sobre cuántos bancos serían para funcionarios. La camioneta que trasladaba al intendente llegó a las 10.30. Alfaro y Ávila saludaron a los vecinos en las escalinatas con La Marcha de las Camelias de fondo, antes de ingresar para el oficio religioso por el 332 aniversario del traslado de la ciudad desde Ibatín, en 1685.

El jefe municipal y su esposa se ubicaron en la primera línea de reclinatorios, acompañados por los secretarios de Gobierno, Walter Berarducci; de Hacienda, Cristian Abel; y el fiscal Municipal, Hernán Colombres.

Mientras los concejales de Cambiemos, Agustín Romano Norri, Rodolfo “Johny” Ávila, Sandra Manzone y Roberto Ávila se sentaban, una congregación de estudiantes de una escuela de Catamarca fotografiaban los frescos y a un perro de la calle que se echó a descansar en medio de los abanderados.

Entre los funcionarios del gabinete municipal también se ubicaron los legisladores Alfredo Toscano, Eudoro Aráoz y Rubén Chebaia. Ningún edil, legislador o autoridad de Casa de Gobierno participó de la ceremonia.

El corrillo entre los funcionarios era que la legisladora Stella Maris Córdoba, quien fue presidenta de la bancada Peronismo del Bicentenario -afín a la Intendencia-, participaría el viernes de un acto con el vicegobernador y candidato a diputado por el PJ, Osvaldo Jaldo.

El cardenal Luis Villalba, a cargo de la misa, pidió trabajar para una sociedad justa y solidaria. “La ciudad es nuestra casa, aunque a veces parece que no es la casa de nadie. Tenemos que quererla, cuidarla y protegerla. Es el hogar que compartimos, debemos mejorarla y tenerla limpia”, pidió Villalba, a cargo del arzobispado hasta la asunción del padre Carlos Sánchez.

El presidente del Concejo, Javier Aybar, ingresó con el oficio iniciado y se ubicó al fondo. Los encargados de ceremonial lo ubicaron en la fila de los ediles. Después de comulgar, Alfaro y su esposa ofrendaron una palma de honor frente a la imagen de San Miguel Arcángel y de la Cruz Fundacional de la ciudad en Ibatín, de 1565.

Contra el Ipvdu

En rueda de prensa, Alfaro cargó contra la Provincia. “La situación de los 500.000 dólares sin dueño atribuidos a Jiménez Augier es perfectamente representativa de la situación de la provincia: es el caso López a la tucumana, donde hay funcionarios que no pueden explicar su patrimonio y un sistema de entregas de beneficios viciado por la corrupción estructural de este gobierno”, reiteró el jefe municipal.

El intendente se refería a la investigación que lleva adelante la fiscala Adriana Giannoni contra Jiménez Augier, coordinador de Políticas Habitacionales del Ipvdu, acerca del hecho de que en una caja de seguridad a su nombre hubiera cerca de 500.000 dólares. El funcionario habría manifestado que el dinero pertenecería a un tercero, quien luego lo desmintió.

“En la Provincia todos pelean por plata en la oscuridad, pero cuando se prende la luz y aparecen los billetes, esa plata no es de nadie, no tiene dueño. No tienen dueño estos 500.000 dólares, no tuvieron dueño los que estaban en las valijas de la Legislatura y en los bolsos revoleados por López al convento”, achacó el intendente. Y agregó: “la plata se mueve en la más absoluta oscuridad, es por eso que nadie puede presentar declaraciones juradas sobre su patrimonio, nadie puede dar luz sobre su estado patrimonial porque nadie, en el oficialismo tucumano, puede justificar su tren de vida”, finalizó.

fuente: contexto

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta