Julio De Vido ya está preso en el penal de Ezeiza

share on:

Tras el desafuero y la indagatoria, el ex ministro de Cristina Kirchner permanecerá durante 48 horas en el hospital penitenciario del complejo

Luego de su desafuero y detención, el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, se negó a declarar y fue trasladado desde los tribunales de Comodoro Py a la cárcel de Ezeiza.

El ex ministro kirchnerista llegó al Hospital Penitenciario Central (HPC) pasadas las 19. Allí será sometido a una evaluación medica y psicológica, debido a que es insulino-dependiente. La de hoy será su primera noche detenido. Quedará alojado en el ala sur del HPC, planta baja, con monitoreo permanente de cámara.

Ante la presencia de la prensa frente a los tribunales, los vidrios de la camioneta que lo trasladaron hacia Ezeiza fueron cubiertos con papel metalizado para evitar que se tomaran fotos o capturen videos del interior.

De Vido estará en el hospital del Complejo Penitenciario Federal (CPF), el penal más grande del país, al menos durante 48 horas. Luego se definirá si queda detenido allí o en el penal de Marcos Paz.

En Tribunales, De Vido había presentado un escrito ante el juez Luis Torres en el marco de la indagatoria a la que fue sometido en la causa en la que se lo investiga por irregularidades en la mina carbonífera de Río Turbio.

El debate en recinto acerca del desafuero había terminado pasadas las 14 y se votó a favor del desafuero de De Vido. Fueron 176 votos afirmativos, ninguno negativo y una abstención, del diputado Juan Manuel Pereyra (Concertación Forja).

El desafuero había sido solicitado por los jueces federales Claudio Bonadio y Luis Rodríguez, que investigan al ex ministro del kirchnerismo por fraudes millonarios al Estado. Una vez revocadas sus inmunidades legislativas, De Vido quedó detenido y fue trasladado a Comodoro Py, donde brindó declaración indagatoria ante Bonadio.

Maximiliano Rusconi, su abogado defensor, calificó el procedimiento como un “caso paradigmático de violación del estado de derecho” y consideró que De Vido es victima de “una decisión política”.

“Se trata de una profecía autocumplida. Es un escándalo”, refirió el letrado, quien aseguró que el desafuero al ex ministro rompió “toda regla” porque es siempre es “aplicable después de (existir) una condena”. “Esto es un desastre. Esta mal”, concluyó el abogado en las puertas de los tribunales.
fuente: la nacion

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta