Usando fondos del ANSES: Vidal recibirá $ 40.000 millones más en 2018 por compensaciones

share on:

Es el doble de lo que se había informado anteayer; para 2019 la cifra se elevará a $ 65.000 millones; las partidas adicionales serán pagadas por la Nación a cambio de eliminar el Fondo del Conurbano

Luego de acordarlo con los gobernadores, el gobierno de Mauricio Macri le garantizó ayer a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal , un aumento en los recursos de $ 40.000 millones en 2018 y 65.000 millones en 2019, lo cual cambiaría la situación fiscal de la provincia y equipararía lo que perdía por el tope que tenía en el Fondo del Conurbano Bonaerense (FCB).

“Esto está atado al acuerdo fiscal que el Gobierno quiere firmar el jueves próximo con todos los gobernadores”, aseguraron a LA NACION en la Casa Rosada y en fuentes oficiales bonaerenses. El presidente Macri quiere que el nuevo acuerdo fiscal rija desde el 1° de enero de 2018.

La ingeniería de la propuesta de acuerdo fiscal, que modificaría el paradigma del reparto de recursos entre Nación y provincias, fue articulada por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y sus secretarios de Política Económica, Sebastián Galiani, viceministro, y de Hacienda, Rodrigo Pena, confiaron a LA NACION altas fuentes de la Casa Rosada.

Luego de la cumbre de anteayer con las provincias, el Gobierno informó que al eliminar el FCB todas las provincias iban a recibir por coparticipación la totalidad del impuesto a las ganancias y que el resultado iba a ser neutro porque dejarían de percibir el 30% del impuesto al cheque. Pero Buenos Aires iba a recibir en 2018 una masa de $ 20.000 millones adicionales por el coeficiente de coparticipación de ganancias.

Sin embargo, ayer se ajustaron los números: si el nuevo pacto rige desde enero de 2018, la provincia de Buenos Aires tendrá el año próximo un aumento de 20.000 millones por coeficiente de coparticipación del impuesto a las ganancias y el Gobierno le dará otros 20.000 millones más como asignación específica del Tesoro. En total aumentará en 40.000 millones sus recursos de 2018.

En 2019, en tanto, Vidal mantendrá los 20.000 millones por coeficiente de coparticipación de ganancias -que pueden aumentar por inflación y mayor recaudación-, pero se le subirá a $ 45.000 millones la asignación específica. Con ello se le garantizarán a la provincia $ 65.000 millones adicionales en su presupuesto. Ese aumento es muy similar al total del FCB que se distribuía entre todas las provincias.

“En realidad el FCB sería de $ 65.000 millones en 2018, pero todos tenemos que ceder un poco y tendremos 40.000 millones. Lo podremos compensar en su totalidad en 2019 con esos $ 65.000 millones”, aseguraron a LA NACION cerca de Vidal. Esa suba de recursos ya está asentada en el proyecto de ley de presupuesto bonaerense. Se destinará a elevar del 3 a un 8% del presupuesto el dinero de obras públicas en agua y cloacas, obras hídricas (inundaciones) y obras viales, además de otras mejoras de hospitales y escuelas.

Esta compensación obedece a que la provincia históricamente percibió menos coparticipación que lo que aportaba a la masa de recursos nacionales. En 1991 se creó el FCB con el 10% de la recaudación del impuesto a las ganancias, $ 650 millones, y se fijó ese tope. Los excedentes futuros irían al resto de las provincias según los índices de coparticipación.

Pero la posterior inflación llevó hasta hoy a ese 10% a 65.000 millones y Buenos Aires sólo recibe 650 millones. El resto va a las provincias. Macri y Dujovne les propusieron anteayer a los gobernadores eliminar el FCB mediante la reforma de la ley de impuesto a las ganancias. La mayoría aceptó analizar la propuesta.

Se derogaría el artículo 104 de la ley que destinaba el 36% total de la recaudación de ganancias a asignaciones específicas y no se coparticipaba a las provincias: un 20% iba a la Anses (130.000 millones), un 10% iba al FCB (65.000 millones), un 4% iba a provincias con necesidades básicas insatisfechas (NBI, 26.000 millones) y un 2% a los aportes del Tesoro nacional (ATN, 13.000 millones).

Esos 230.000 millones volverían a la coparticipación a las provincias, que ya reciben 100.000 millones del FCB, las NBI y los ATN. Pero sumarían 130.000 millones que ahora recibe la Anses. Y las provincias dejarían de percibir el 17% del impuesto al cheque (33.000 millones) y el 100% de ese gravamen (194.000 millones) pasará a financiar a la Anses, que dejará de percibir el 20% de ganancias y que ya recibe el 70% del cheque.

Se destrabaría así una madeja de compensaciones cruzadas: ganancias iría todo a las provincias y el cheque, todo a la Anses.

Para casi todas las provincias el cambio será neutro: seguirán percibiendo lo mismo o se las compensará con asignaciones. Pero Buenos Aires, que sólo percibe $ 650 millones por el “tope” del FCB, tendría $ 20.000 millones más por coeficiente de ganancias, al que se sumará la asignación específica de $ 20.000 millones en 2018 y $ 45.000 millones en 2019.

A cambio de ello, Vidal retiraría la demanda por el FCB ante la Corte Suprema por $ 400.000 millones retroactivo de lo que la provincia no recibió desde que se disparó la inflación y quedó estancada en el tope de $ 650 millones. Los demás distritos retirarían sus 56 demandas por $ 340.000 millones y la Nación también desistiría de reclamar viejas deudas. Todo ello se negociará hasta el jueves próximo y, si hay acuerdo, se firmaría ese día en la Casa Rosada.

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta