Carlos Melconian: “Hasta ahora el gradualismo fiscal fue inacción, perdimos dos años”

share on:

El extitular del BN elogió al presidente Macri, pero consideró que las reformas llegaron dos años tarde y que el Gobierno no logró avanzar en el frente fiscal hasta el momento. También cuestionó la tasa del Central y el fondo de reparación histórica.

El expresidente del Banco Nación (BN) Carlos Melconian valoró el discurso de ajuste gradual que propone el Gobierno, pero cuestionó la política fiscal que lleva adelante al calificarla de “inacción” y contrastarla con la profundidad de la política monetaria. Además, señaló que las reformas laboral, previsional y tributaria, así como el pacto fiscal debieron haberse impulsado en diciembre de 2015.

“El Gobierno jamás tuvo una discusión si hubo que aplicar shock o gradualismo. Siempre fuimos gradualistas. El desastre heredado fue de tal magnitud que el despelote no era una foto solamente, era una cuestión inercial. Era el único posible. Mi crítica es que el gradualismo fiscal fue inacción en estos dos años. Lo peor es que la política fiscal y la monetaria no pueden tener tanta diferencia. Hay un tema de diagnóstico, discutido, pero que arrancó así. Si la política fiscal va a una velocidad, no puede ir la monetaria a otra”, dijo en diálogo con TN.
Y agregó: “De repente hemos empezado dos años tarde con las reformas necesarias que empiecen con el gradualismo. Hay que explicitar es que quedó el gasto público infinanciable, la recaudación que no alcanza con la presión fiscal más alta de la historia y un agujero fiscal que se tapa con deuda. En materia fiscal perdimos dos años. Esta propuesta que se está haciendo ahora se podía hacer en diciembre de 2015. Lo que se anuncia ahora no va contra la gente, pero es tardío y modesto.”

En ese sentido, Melconian aseguró que debe haber un ajuste en el gasto público dedicado a la política para tener “autoridad moral”, aunque matizó su impacto al afirmar que no soluciona el agujero fiscal que tiene la Argentina al ser una “pequeña proporción” del presupuesto público.

“El ajuste de la política hay que hacerlo porque da autoridad moral. Pero para el despelote que tiene Argentina, el ajuste de la política son dos mangos con veinte. No es que no sea plata, respecto al presupuesto público, el ajuste político no soluciona el problema. Pero hay que hacerlo porque da autoridad moral”, comentó.
Por otra parte, el extitular del Nación expresó que el sistema previsional está “en quiebra” debido a que el kirchnerismo brindó millones de jubilaciones y pensiones a “personas que no aportaron”, si bien reconoció que el fondo de reparación histórica que impulsó el Gobierno el año pasado.

“El sistema jubilatorio está en quiebra. El gobierno anterior dio 4 millones de jubilaciones y pensiones a personas que no aportaron, más allá de que había que darles una solución. Pero fue un parche populista para ganar las elecciones. Atrás de esto vino el fondo de reparación histórica, que es un error de este Gobierno. Porque el sistema estaba quebrado y no había un litigio tan grande. La seguridad social parece equilibrada porque se nutre de otras fuentes impositivas. El 70% del FGS son títulos públicos, que financia el sistema previsional es solamente un asiento contable”, dijo.

En otro orden, Melconian cuestionó el nivel de la tasa de interés que definió el Banco Central (BCRA) y dijo que las Lebac “son insostenibles” en el tiempo porque es la contracara del déficit fiscal.

“No me gusta la tasa a 28% de Sturzenegger. El Gobierno cayó en la trampa de la inconsistencia fiscal y monetaria. Se confió mucho en el aumento de la demanda de dinero, no se dio y las Lebac cuando quiso absorber se convirtieron en déficit fiscal. Es insostenible en el tiempo, aunque no estamos ni en la puerta de una crisis. El agujero no se cerró y no hay mercado local para cubrirlo”, comentó.

Melconian admitió que el incremento cercano al 40% del volumen de los créditos en medio de un proceso de reducción de inflación es “inconsistente”. También puso en tela de juicio la existencia de los créditos hipotecarios ajustados por inflación, aunque apreció la existencia de un indexador como las UVA.

“Con los créditos hay dos respuestas: una macro y otra micro. Es inconsistente que el crédito suba al 40% y que la inflación tienda a ir a un dígito. Con esta inflación, personalmente el indexador UVA tiene que existir. No necesariamente para el crédito hipotecario. Para que funcione la inflación debe ser de un dígito. El capital tiene que acompañar algo tolerable. Es nuevo en nuestra cultura tener el mismo valor en el activo y en el pasivo por veinte o treinta años”, dijo.
Finalmente, dejó abierta la puerta para formar parte nuevamente del Gobierno si el presidente, Mauricio Macri, así lo dispone. “Volvería a ser funcionario, donde el presidente decida, no importa si es como ministro o no”, concluyó.

Su opinión de los referentes del Gobierno

Mauricio Macri: “Es el hombre adecuado para evitar que Argentina fuera Venezuela. Hay que darle el tiempo, viene por ocho años. Su personalidad está intacta. Siempre vi el mismo Macri, no hay uno nuevo después de las legislativas. Es muy importante que no lea su diario de Yrigoyen.”

Nicolás Dujovne: “Es un muy buen economista. Trabajaba en nuestro equipo con Rodolfo Santángelo. Hernán Lacunza también. Tengo mis diferencias con el formato ministerial. Me gustaría más que haya un encargado definido de la política macroeconómica. El ministro de Hacienda termina siendo un secretario.”

Jaime Durán Barba: “Fue clave en el triunfo de Macri. Tiene estrategia, no sé si tiene poder. Tiene datos ciertos. No tengo relación fluida con Jaime. Algo de humo vende Jaime.”

Alfonso Prat Gay: “Casi no tuve relación de colega con él. Tenían que tener cuidado con el cepo porque los precios no estaban con el dólar a $ 16. La devaluación fue shock. Hubo un error diagnóstico que no compartí con ellos.”

FUENTE: EL CRONISTA

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta