La Corte Suspendió por paralizar causas a dos funcionarios judiciales

share on:

La Corte tomó la determinación a raíz de una denuncia del abogado Gustavo Morales. Se calcula una parálisis procesal de al menos 12 años y la prescripción de numerosas causas.
La Corte Suprema de Justicia de Tucumán resolvió suspender por un mes y sin goce de sueldo a dos funcionarios judiciales acusados de paralizar una serie de causas y obrar irregularmente faltando a sus deberes. Se trata de Leandro Molinuevo y Ramón Pedro García, secretario y prosecretario, respectivamente, de la Sala II de la Cámara Penal del Centro Judicial de Concepción.

Los sancionados no podrán prestar servicio en la dependencia mencionada y no percibirán los haberes de un mes, según el dictamen del máximo tribunal firmado por los jueces Antonio Gandur, René Goane, Antonio Estofán y Claudia Sbdar.

“Había una enorme morosidad de causas, con parálisis procesales de aproximadamente 12 años, de modo que estaban prescriptas causas como robo simple, estafa, violaciones, homicidios y asociación ilícita”, contó el abogado Gustavo Morales ─quien realizó la denuncia en octubre de 2016─ a eltucumano.com.

Por esta situación a los funcionarios se les labró un sumario administrativo en marzo y se trasladó a Molinuevo a la sección Biblioteca y a García al área Archivo. Ninguno de los implicados tenía sanciones previas en su legajo, por lo que la Corte consideró no desplazarlos de sus puestos de forma definitiva.

En 2016, Leandro Molinuevo fue excluido de un concurso del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) para cubrir una vacante de defensor oficial en lo Penal de los Tribunales de Concepción. Había sido sorprendido “copiándose” en el examen escrito, con tres hojas de jurisprudencia que mantenía ocultas.

En su defensa, tanto Molinuevo como García admiten la morosidad en los procesos judiciales, pero se escudan en la falta de personal. Molinuevo asegura que debió realizar tareas de relator de sentencias, abreviados y actas ante la ausencia de un profesional abogado o procurador que las realizara, y que el volumen de trabajo aumentó de forma considerable desde 2013.

En este sentido, la Corte apunta que la insuficiencia de personal no puede ni debe interpretarse como un eximente de responsabilidad, y que las funciones deben ser cumplidas en su totalidad por el personal propuesto. “Este Tribunal no debe ser permisivo ante la falta de control en las causas que ingresaron a la Cámara Penal Sala IIª, que se trasluce en una excesiva morosidad y un incorrecto despacho de éstas, incumpliendo el funcionario sumariado con su obligación de prestar personal y eficientemente su servicio”, dice el dictamen.

La situación del prosecretario García se agrava aún más luego de admitir que la firma en una de las causas investigadas no fue hecha de su puño y letra, ya que se encontraba de licencia. Esto hace suponer a la Corte que la morosidad en las causas y su indebido despacho no serían las únicas irregularidades registradas.

“Resulta inquietante para esta Corte lo declarado por el prosecretario; en efecto el funcionario García ha firmado un informe actuarial que lo compromete sin leer previamente el contenido de ésta, lo que refleja falta de idoneidad y desinterés en el cumplimiento de sus deberes como funcionario judicial”, sentenciaron los jueces del alto tribunal.

La sanción no conforma a Gustavo Morales, abogado que realizó la denuncia. Considera que la Corte debió ser más dura, teniendo en cuenta que en el caso de Molinuevo existen dos sumarios administrativos en su contra en trámite. “Espero termine fuera del poder judicial, porque hace mucho daño”, concluyó.

fuente: eltucumano

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta