Las Desapariciones en la frontera México-Estados Unidos son muestra de la constante inseguridad

share on:

Un reciente informe señala que los estados de México con los índices más altos de desaparición están ubicados en la frontera del país con Estados Unidos, lo que indica que tanto los grupos criminales como las fuerzas de seguridad en esas áreas han adoptado la estrategia de las desapariciones por varias razones.

El informe, publicado por el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM), recopila datos del Departamento de Estado de Estados Unidos, Amnistía Internacional y Human Rights Watch, e incluye solamente a los 14 estados con más desapariciones.

Según el estudio, las mayores tasas de desaparición se concentran en los estados fronterizos de Tamaulipas, Nuevo León y Sonora. El estado de Jalisco también tiene un alto número de desapariciones.

Tamaulipas reportó un número particularmente alto de desapariciones, sobre todo en la “Frontera Chica”, el tramo de la frontera que va desde la Costa del Golfo hasta las ciudades de Reynosa y Nuevo Laredo.
Una ciudad de Tamaulipas, Ciudad Mier, registró la asombrosa tasa de 1.855 desaparecidos por cada 100.000 habitantes. A esta le siguen las ciudades de Guerrero y Jiménez, también en Tamaulipas, con tasas de 582 y 487 desapariciones por cada 100.000 habitantes, respectivamente.

Según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), desde 2007 se han denunciado más de 34.000 desapariciones en México. El organismo registró 4.972 desapariciones el año pasado, una de las tasas anuales más altas registradas en el país.

Análisis de InSight Crime
Hay varias razones por las que las desapariciones pueden ser más frecuentes en la frontera entre México y Estados Unidos. Dicha región es un área estratégica para los grupos que se dedican al tráfico de personas y drogas, que buscan ingresar drogas o personas de manera ilegal a Estados Unidos. Además, la región cuenta con grandes reservas de petróleo, que son importantes para las organizaciones criminales que se dedican al robo de combustible.

Estas economías ilícitas han generado un violento conflicto por el control del territorio, no solo entre los grupos criminales, sino además entre estos y las fuerzas de seguridad. Y las desapariciones se usan para garantizar la impunidad por la violencia llevada a cabo como parte de esos conflictos.

Las fuerzas de seguridad, “al menos en algunas partes de México, utilizan las desapariciones como una manera de generar impunidad”, le dijo a InSight Crime Ariel Dulitzky, presidente del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias.
La prevalencia de las desapariciones en los estados fronterizos también es un indicio de la sofisticación de los grupos criminales que operan en esa región y de la complicidad o incompetencia de las fuerzas de seguridad.

“Desaparecer a alguien requiere un alto nivel de sofisticación”, le dijo a InSight Crime Stephanie Leutert, directora de la Iniciativa de Seguridad de México, de la Universidad de Texas en Austin.

“Capturar a una persona, extraerle información, matarla y deshacerse del cuerpo toma más tiempo que cometer un asesinato en la calle. De modo que hay que contar con el apoyo de la policía, o al menos se requiere eliminar el temor de ser atrapado”, dice Leutert.

fuente: es.insightcrime.org

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta