La Mafía de los agrotoxicos atacó con un atentado al médico que atendió a una familia fumigada

share on:

EL MÉDICO QUE ATENDIÓ A UNA FAMILIA ENTRERRIANA QUE DEBIÓ SER INTERNADA TRAS SUFRIR UN CUADRO GRAVE DE INTOXICACIÓN CAUSADO POR UNA FUMIGACIÓN CON AGROTÓXICOS, FUE VÍCTIMA DE UN ATENTADO EL 16 DE MARZO PASADO.

Las fumigaciones con los venenos del agronegocio son moneda corriente en Entre Ríos, una de las provincias más contaminadas con agrotóxicos. Lo que quieren poner de moda ahora son las amenazas a los médicos que atienden a los habitantes que llegan a los hospitales tras ser fumigados.
En noviembre de 2017 una familia entrerriana de la zona de Altamirano Norte, Departamento Tala, resultó internada con un cuadro de intoxicación por agroquímicos como consecuencia de fumigaciones con productos como el ya prohibido “2,4D”. Durante más de una semana, el matrimonio y los dos hijos estuvieron internados en el Hospital Falucho con problemas respiratorios, afectación en el habla, la vista y mal estado generalizado.
Se trata de la familia Holstein, que presentó un recurso de amparo ambiental a fines de diciembre. La empresa denunciada es “Celestino Spahn S.A”, de la provincia de Santa Fe, la que llevó a cabo el sembrado en los campos lindantes a unos 700 metros de la vivienda, mientras que el fumigador trabaja para una empresa de Villaguay. Tras la fallida apelación de la empresa, el amparo fue ratificado por el Tribunal Superior de Justicia.
El pasado 16 d marzo, el médico Jorge Rubattino, quien atendió a esta familia, fue víctima de un atentado, lo cual denunció en la comisaría local. Según consta en la denuncia:
“El viernes 16 de marzo a la hora 19:30 aproximadamente Rubattino se encontraba transitando en su automóvil particular por la Ruta Provincial N° 30 cuando al llegar a la curva peligrosa entre Maciá y Gobernador Sola advierte unos obstáculos sobre la cinta asfáltica que lo obligaron a detener la marcha y descender del vehículo”.
Al bajar del rodado, Rubattino escuchó “disparos y sintió un ardor en la frente”, por lo que decidió “subir rápidamente a su auto, seguir hasta Maciá y resguardarse en su domicilio”, según publicó el portal Noticiauno.
Aterrorizado, en un primer momento decidió no contar lo que había pasado, hasta que finalmente concurrió a la policía y radicó la denuncia formal. El profesional, además, recibió “amenazas de muerte previas vía telefónica”, lo que lo llevó a concluir que el atentado del 16 de marzo “tiene directa vinculación” con su intervención en el caso de la familia Holstein.

FUENTE: ELFEDERAL

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

1 Comment

  1. Es terrible que haya todavía en nuestro país mafias.
    Con el avance de la tecnología que permite conocer los autores, implicados, responsables ya no debieran existir.
    Solo justifica el atropello que hay al mismo tiempo una gran corrupción.
    Los responsables de lo sucedido a este médico ya debieran estar presos.
    Lamentable!!!

Dejá una respuesta