Por falta de mantenimiento se cayó parte de la fachada de una escuela en la capital tucumana

share on:

Una parte de la fachada de la escuela Obispo Molina se desmoronó esta mañana. El desmembramiento de la calle Crisóstomo Álvarez 334 causó temor entre los transeúntes pero ningún herido.

Por precaución, la calle Crisóstomo al 300 se encuentra cortada. En tanto desde Defensa Civil de la Municipalidad aseguraron que lo que se desprendió fue parte del revoque de la fachada de la escuela. “La pared no corre riesgo de caerse”, afirmó Eduardo Valdéz, subdirector de la repartición.

La dirección de Catastro se encuentra trabajando en el lugar.

“No se dictan clases hoy en la escuelas porque estamos trabajando en la fachada por un desmoronamiento. El daño está controlado pero las refacciones en el interior se harán más adelante”, expresó Ramón Vallejo, de construcciones escolares, a Radio Universidad.

fuente: contexto

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta