PARQUE NACIONAL ACONQUIJA

PARQUE NACIONAL ACONQUIJA

  29 Ago 2019  

                                                                CONSIDERACIONES GENERALES
La creación del Parque Nacional Aconquija, constituyó un paso más, pero significativo, en dirección a concretar en Argentina una política de Estado destinada a la conservación y restauración del medio ambiente. En éste caso, el tramo austral del ecosistema Yungas ubicado en Tucumán. En ese sentido su interés atravesó transversalmente la totalidad de las fuerzas políticas y sociales, en pos de un objetivo que las trasciende y en beneficio exclusivo de la comunidad toda, al preservar a perpetuidad para las futuras generaciones territorios signados por su riqueza escénica y dueños de una biodiversidad asombrosa, al ponerlos en manos del Estado Nacional y el dominio público.
Para su logro, a más de los canales institucionales como los Poderes Ejecutivos y Legislativos provincial y nacional que se logró dictaran los decretos y sancionaran las leyes necesarias, la totalidad de los recursos presupuestados para la adquisición de los campos y su inmediata donación a la Administración de Parques Nacionales a través de la Escribanía General de Gobierno de la Nación, fueron aportados por Wyss Fundación y gerenciados por Fundación Flora y Fauna Argentina.
Conforme a la legislación vigente, es preciso aclarar que para la creación de un Parque Nacional son imprescindibles dos requisitos. Por un lado, que el dominio del territorio donde se establecerá sea del Estado Nacional, pero además, que éste pueda aplicar en el mismo, la ley nacional de Parques.
Como la Constitución Nacional reconoce la jurisdicción ambiental como originaria de las autonomías provinciales, la única ley que rige en esa materia en sus territorios, será la que sus legislaturas dicten. Por ello, sólo mediante cesión de ese derecho a favor del Estado Nacional, éste podría aplicar en territorios provinciales su propia legislación. En este caso, la ley 22.351 de Parques Nacionales, Monumentos Naturales y Reservas Nacionales.
Es por ello que el 28 de Diciembre de 2016, a instancias de un proyecto del Gobernador Dr. Juan Luis Manzur, generado en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Productivo a cargo del Ing. Juan Luis Fernández, la Legislatura tucumana sancionó por unanimidad la Ley Provincial N° 8980 por la que se cedió jurisdicción ambiental a favor del Estado Nacional, con el objeto de la creación del Parque Nacional Aconquija.
A mediados de 2017, los nueve Diputados de la Nación que representan Tucumán, suscribieron en la Fundación Miguel Lillo el proyecto de ley para la creación del Parque, que obtuvo sanción definitiva por el Congreso Nacional, con la sanción de la Ley Nacional N° 27.451.
Cabe mencionar como hecho singular de éste proceso legislativo, que en la instancia cumplida en el Senado de la Nación, y producto de las tratativas que sostuvimos con Comunidades de pueblos originarios en mi caso, como impulsor y articulador del proyecto, junto a Emiliano Ezcurra, vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales, APN, con el que soñamos la creación del Parque Nacional Aconquija y afrontamos el desafío de hacerlo realidad, se introdujeron modificaciones al texto ya aprobado por Diputados. Éstas establecieron que conforme surgiera del relevamiento territorial que debía aprobar el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), la APN transferirá en dominio a favor de la Comunidad del pueblo Diaguita Calchaquí Ayllú El Rincón, la superficie, -unas 10.000 hectáreas aproximadamente-, del mencionado relevamiento que quedara comprendida en el padrón de Quebrada del Portugués/Los Ñuñorcos. Recordemos que esa finca de unas 12.000 hectáreas en total, que recibiera en propiedad la Provincia de Tucumán por una dación en pago por una deuda impositiva de parte de la familia Fríaz Silva, había sido apropiada ilegítimamente por el Ejército Argentino, mediante un decreto-ley firmado por el interventor federal Oscar Emilio Sarrulle -designado por el dictador Alejandro A. Lanusse- el 15 de Mayo de 1973, es decir, 10 días antes de entregar el poder a las autoridades democráticamente electas. Por ese instrumento, ratificado durante la siguiente dictadura por Lino D. Montiel Forzano, se donaron las 12.000 hectáreas al Ejército, para que la fuerza realizara maniobras militares. Ahora, por virtud de la ley de creación del Parque, pasaran conforme lo determine el INAI, del EA a la APN y de ésta, a la Comunidad Ayllú El Rincón, para quedar integrada al Parque en la categoría de Reserva Nacional, que permite el dominio privado o comunitario y una moderada explotación económica.
Ésta solución surgió previas acaloradas y tensas negociaciones desarrolladas en la Jefatura de Gabinete de la Nación, entre Emiliano Ezcurra, José Cano y técnicos de APN, frente al Ministro de Defensa y responsables y apoderados del Ejército Argentino, que argumentaban sobre la importancia estratégica de conservar de esas tierras en dominio del Ejército. Sobre el particular sólo menciono al pasar, que no tengo conocimiento, ni ni me crucé con alguien que lo tuviera, sobre alguna actividad desarrollada por esa fuerza en el sitio. Peor aún. Lo conocido es su situación de abandono y el robo de piezas arqueológicas importantes del lugar.
Durante el tiempo transcurrido desde el comienzo de la iniciativa en Agosto de 2016 con la primera reunión que mantuvimos entre Emiliano Ezcurra, Juan Luis Manzur, Juan Luis Fernández y yo, hasta el presente, Agosto de 2019, se logró además de la creación del Parque Nacional Aconquija por Ley del Congreso de la Nación 27.451 del 4 de julio de 2018, avanzar significativamente con el proceso de compra a particulares y donación al Estado Nacional, de las tierras contempladas en la ley 8980 que comprenden unas 55.000 hectáreas.
Este eficiente cumplimiento de metas asumidas, generó la oportunidad de incorporar otros campos para integrar a la superficie del Parque que permitan ampliar sus dimensiones, posibilitar mayor extensión y eficiencia a los corredores biológicos, nuevos escenarios naturales para el disfrute de sus bellezas a partir de interesar a la Fundación Wyss, donante de los fondos, para que aumentara el presupuesto otorgado inicialmente para la compra de tierras. Ello además pondría mayores recursos en manos de los propietarios vendedores, que tendrán la posibilidad de afectar en desarrollo e inversiones en el territorio y actividades de Tucumán, sobre todo en turismo.
Por ello, y tras superar diferencias con miembros del Ejecutivo y Legislativo tucumano, por estos días el Gobernador Juan L. Manzur y su Ministro Juan L. Fernández firmaron el Decreto para remitir a la Legislatura un proyecto de ampliación de la ley de cesión de jurisdicción ambiental a favor del Estado Nacional N° 8980, con la finalidad de incorporar nuevos padrones por una superficie de 15.000 hectáreas aproximadamente, que habilitará su compra y donación a la Administración de Parques Nacionales, para que integren la superficie del Parque Nacional Aconquija. Todo esto por supuesto, como resultado también de haber logrado que la Fundación Wyss sume cinco millones de dólares a los veintidós ya dispuestos para la primera etapa, sobre la que sólo falta concluir la compra de un campo de 16.000 hectáreas actualmente en proceso.
SITUACIÓN Y OBJETIVOS AL MOMENTO DEL INICIO DEL PROYECTO PARQUE NACIONAL ACONQUIJA
El proyecto de creación del Parque Nacional Aconquija, reconoce en las ideas del sabio Miguel Lillo y la lúcida generación de intelectuales que lo acompañaron, las bases conceptuales sobre las que trabajé para impulsar y articular entre las Fundaciones Wyss y Flora y Fauna Argentinas, el Estado Nacional, el Estado Provincial y los particulares dueños de los campos que debían ser comprados para su posterior donación a la Administración de Parques Nacionales con destino a su integración al Parque Nacional Aconquija.
Por supuesto, se trabajó sobre las posibilidades de una realidad socio económica, de producción y dominio de los inmuebles, totalmente distintas a las imperantes a comienzos del siglo pasado cuando Lillo y sus amigos pensaban ésta idea, por lo que se decidió una silueta para el Parque ubicada en una gradiente altitudinal de Este a Oeste, de unos 30 kmts de ancho aproximadamente, desde la cota de los 800 msnm hasta las altas cumbres, extendida desde el área de Los Ñuñorcos o Quebrada del Portugués al Norte, hasta la zona de Escaba al Sur.
También la iniciativa encontró motivación, en la visible y poca presencia del Estado Provincial y Nacional en la zona, a pesar de la creación del Parque Nacional Los Alisos en 1995, lograda por un proyecto que presenté e impulsé cuando fui Diputado de la Nación, y permitió entre sus 16.000 hectáreas, recuperar en buena medida la flora y la fauna originaria, inclusive especies como el tapir, y el yaguareté que se encuentran extintas y otras, como la taruca, declarada monumento natural nacional, en peligro de extinción o el tucán que tímidamente está retornando por la zona de Alpachiri al amparo del original Parque Nacional Los Alisos que quedó integrado como un portal del Parque Nacional Aconquija.
Los bosques de cedros, nogales, lapachos, cebiles, cochuchos y otras especies fueron desbastados por la actividad maderera, sin control, inclusive, aunque de un modo menos severo, en las dos Reservas Provinciales existentes, de propiedad del estado tucumano, La Florida y Santa Ana, de 12.000 y 20.000 hectáreas respectivamente. En estos dos casos, por falta de recursos, desidia y/o complicidad de los responsables.
Por supuesto que la creación del Parque Nacional Aconquija que suma a las 32.000 hectáreas de las Reservas Provinciales, 12.000 del Ejército Argentino y las 16.000 de Campo Los Alisos, las casi 50.000 que se adquirirán por intermedio de Fundación Flora y Fauna Argentina, con los recursos aportados por Wyss Fundation, ofrecen un escenario realmente alentador para la conservación. La generación de un corredor biológico para la multiplicación de las especies, junto a un estricto control a la tala, la caza y presencia de vacas y perros, evitarán el aislamiento de grupos reducidos de individuos condenados a la endogamia como la taruca, permitirán la recuperación completa del ecosistema Yungas, sobre todo, previéndose la elaboración de un plan de manejo común entre la Administración de Parques Nacionales y los organismos provinciales correspondientes, para cumplir los mencionados objetivos en el Parque Nacional Aconquija y las Reservas Provinciales.
Es preciso destacar, que además se persigue el desarrollo social de las comunidades aledañas al Parque Nacional Aconquija, tendiente a revalorizar sus costumbres y patrimonio histórico. A capacitar sus jóvenes para integrarlos a los procesos productivos y afianzar su arraigo en la zona. A generar empleo e integración, mediante la expansión del turismo interno y externo. Pero además, en provecho de la provincia toda contemplamos otros factores que incidirán en lo económico, (transporte, hotelería, gastronomía, comercio, etc.), en lo cultural, (intercambios, arte, conocimiento) formativo, (nuevas carreras terciarias y universitarias relacionadas con el turismo y la conservación) arqueológico, (relevamiento, protección y puesta en valor de sitios), turístico, (desarrollo de sendas, caminería, refugios, señalización), y por supuesto, proteger y potenciar patrimonios declarados de la humanidad por la UNESCO, como La Ciudacita y el Qhapaq Ñan.
Por otro lado ya estamos trabajando junto al Ministro de Desarrollo Productivo y autoridades de la Universidad Nacional de Tucumán, Rectorado, Decanatos de Ciencias Naturales e Ingeniería, en la reintroducción del tapir, el mayor mamífero de las yungas, extinto hace décadas en nuestras selvas.
VER MAPA 2016
PARQUE NACIONAL ACONQUIJA- PASO A PASO
1- Luego de definir la iniciativa entre Wiss Fundation, Fundación Flora y Fauna Argentina y Administración de Parques Nacionales, y obtenida la aprobación por el Jefe de Gabinete de Ministros del PEN, se interesó al Gobierno de Tucumán sobre el proyecto de creación del Parque Nacional Aconquija, proceso que culmina con la sanción de la ley 8980 de cesión de jurisdicción ambiental a favor del Estado Nacional, el 26 de Diciembre de 2016.
2- En ella se incluyeron las propiedades que a continuación se describen:
a) Los Ñuñorcos de 12.000 hectáreas (Ejército Argentino)
b) Piedra Labrada de 6.000 hectáreas. (privada)
c) Jaya de 7.000 hectáreas. (privada)
d) Laguna del Tesoro de 6.000 hectáreas. (privada)
e) Cochuna de 11.000 hectáreas. (privada)
f) Las Ánimas de 16.000 hectáreas. (privada)
g) El Churqui de 3.000 hectáreas.(privada)
h) Los Cuello de 1.000 hectáreas. (privada)
3- Esto representa un total aproximado de unas 62.000 hectáreas aproximadamente.
4- Respecto a la compra de las tierras, a la fecha de la presente nota, se adquirieron con los recursos donados por Wyss Fundation, por intermedio de la Fundación Flora y Fauna Argentina, cinco de las siete propiedades en dominio de particulares. Jaya, El Churqui, Piedra Labrada, Cochuna y Laguna del Tesoro, las que se donaron en el mismo acto de la compra, a la Administración de Parques Nacionales (APN), para quedar integradas al Parque Nacional Aconquija. Este proceso requirió previamente y en cada caso, procesos de estudio, evaluación y aceptación de las donaciones ofrecidas, por parte de APN y la AABE (Agencia de Administración de Bienes del Estado), como pasos previos a la firma de las escrituras de compra y donación, ante la Escribanía General de Gobierno de la Nación.
Se encuentra en proceso de compra para su posterior donación, la Estancia Las Animas de 16.000 hectáreas
5- En el aspecto legislativo, se obtuvo por parte del Congreso de la Nación, la sanción de la ley de creación del Parque Nacional Aconquija, el 4 de Julio del 2018.
Para ello, luego de ser aprobado por la Cámara de Diputados de La Nación, debieron introducirse cambios en el proyecto, para su tratamiento en la Cámara de Senadores, a fin de asegurar por un lado, la posibilidad de realización de obras hidroeléctricas concebidas a futuro, derivadas del Proyecto Potrero del Clavillo, según lo establece la ley 9041 y por otro, otorgar en beneficio de la Comunidad Diaguita Calchaquí “Ayllú El Rincón”, la titularización de unas 10.000 hectáreas, conforme lo determine el INAI, en el padrón Los Ñuñorcos (Quebrada del Portugués) N° 483138 de propiedad del Ejército Argentino. Estas tierras quedarán integradas al Parque Nacional Aconquija en calidad de Reserva Nacional, categoría que admite el dominio privado o comunitario y la realización de actividades productivas tradicionales y en sintonía con el cuidado del ecosistema.
VER MAPA 2018
PROPUESTA SEGUNDA ETAPA
Se planteó al Poder Ejecutivo Provincial remita un proyecto a la Honorable Legislatura de ampliación de la Lay de Cesión Ambiental N° 8980, modificada por la 9041, a efectos de incluir nuevos padrones, ya solicitados por la Administración de Parques Nacionales en Octubre de 2016 al Ejecutivo Provincial, pero no incluidos en la 8980, porque al momento de su tramitación, sus propietarios no alcanzaron a hacer llegar la documentación que se les solicitara.
El proyecto que contempla la ampliación de la ley de cesión de jurisdicción ambiental 8980 y modificatoria, incorporará padrones por unas 15.000 hectáreas adicionales.
VER MAPA 2019
📷
📷
                                                                                                          Por: MIGUEL CAMEL NACUL
                                                                                                                 Abogado, politico, escritor
                                                                                                Fue diputado nacional periodos 1987-1995

4 thoughts on “PARQUE NACIONAL ACONQUIJA

  1. Atractividades del paisajismo y a la vez, creación de empleo genuino de calidad:

    Vengo por DEBER CÍVICO dijo el “Chipy”, amigote de Macri y triplicó por la Decisión Administrativa N° 1422/16 del JGM Marcos Peña, los cargos de funcionarios de nivel gerencial en la Administración de Parques Nacionales.

    Antes, 13 Directores de carrera por Decreto 1375/96;

    a partir 2016, 34 Direcciones (de 130 mil arriba, viáticos mas Unidades Retributivas liquidadas TODOS los meses), que de inmediato fueron cubiertas SIN CONCURSO con cuadros porteños del PRO.

    Igual, ya son aves de paso.

  2. Agradezco a El Siglo por la difusión de éste artículo, que pretende poner a disposición de todos, la información fidedigna de lo realizado y los alcances y motivaciones del proyecto que ya es una realidad.

  3. Este Nacul ya no es diputado y sigue haciendo cosas, tambien habia conseguido la plata para la escuela de Belgrano, deberia estar ahora de diputado, ya que los que estan en vez de traer algo para la provincia no hacen nada, sino miren la mujer de Alfaro es diputada y anda de colita del intendente

Dejá una respuesta