Francisco llamó a los padres de Fernando Báez Sosa

Francisco llamó a los padres de Fernando Báez Sosa

  02 Feb 2020  

El Santo Padre se comunicó personalmente con la familia del joven asesinado a la salida de un boliche en Villa Gesell

El brutal crimen de Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche en Villa Gesell conmocionó a toda la sociedad y despertó una ola de indignación que trascendió las fronteras de nuestro país.

Este domingo, el Papa Francisco se comunicó con los padres del joven de 18 años para intentar reconfortarlos durante el difícil momento que atraviesan. Si bien los detalles de la conversación no trascendieron, el Santo Padre se mostró preocupado por los altos niveles de violencia que se manifiestan en todos los rincones del mundo, afirmaron fuentes allegadas al caso al canal Todo Noticias.

Silvino Báez, papá de Fernando, en diálogo con AFP, sostuvo: “Sí, me llamó el Papa Francisco, pero no puedo decir el contenido de esa conversación”.

La familia de Fernando es creyente. Incluso envió a su único hijo a un tradicional colegio católico de Caballito, el Marianista. El joven de 18 años también era católico y participaba de diferentes proyectos solidarios. Uno de ellos era organizado por la ONG Seres vs Teneres en la localidad bonaerense de Marcos Paz.

Ayer, a dos semanas del asesinato, los padres de Fernando realizaron una misa en la parroquia San Agustín para pedir junto a familiares y amigos “por el descanso eterno” de su hijo.

(Nicolás Stulberg)

(Nicolás Stulberg)

Mientras tanto, la causa judicial avanza a paso firme y este domingo el fiscal general de Dolores Diego Escoda reveló que se investiga a partir de una secuencia de imágenes de las cámaras de seguridad si al menos cuatro de los diez detenidos se cambiaron de ropa tras la golpiza en la que murió el joven.

El fiscal indicó que hay unas cámaras de seguridad municipales que registraron en la esquina de la escena del crimen a algunos de los acusados cuando aparentemente se intercambiaban prendas de vestir.

Ayer, el abogado de la familia de la víctima, Fernando Burlando, había dicho que luego de la golpiza los acusados se fueron a comer hamburguesas, lo que, según él, demuestra el “desprecio” que tuvieron por la vida de Fernando.

Por su parte, Escoda adelantó que esta semana se va a citar a declarar a los médicos que practicaron la autopsia en la que se determinó que Fernando sufrió “un golpe muy fuerte en el cráneo” y otro “muy fuerte en el hígado”.

fuente: infobae

Dejá una respuesta