Las jubilaciones mínimas aumentarán un 13% desde marzo

Las jubilaciones mínimas aumentarán un 13% desde marzo

  15 Feb 2020  

Durante una conferencia de prensa, en la que estuvo acompañado por los titulares del PAMI y de la ANSES, el Presidente confirmó que la mayoría de jubilados tendrán un aumento superior al que hubiera correspondido con la fórmula de actualización derogada por la nueva administración. Todos los jubilados tendrán una suma fija de 1500 pesos, más un adicional de 2,3%.

Los jubilados del régimen general recibirán en marzo un aumento que se compone de una suma fija de 1500 pesos y una suma variable de 2,3 por ciento. En tanto, las jubilaciones y pensiones mínimas, la asignación universal por hijo y demás asignaciones familiares recibirán un aumento del 13 por ciento. Las subas se publicarán por decreto la semana que viene dado que la movilidad se encuentra suspendida por 180 días en el marco de la emergencia económica votada en diciembre en el Congreso. Esto significa que el 86,8 por ciento de los beneficios del sistema de seguridad social, que reciben 11,8 millones de personas, tendrán un incremento en su haber que superará el 11,56 por ciento que hubiesen percibido con la fórmula aprobada en 2017. Los incrementos regirán para marzo, abril y mayo. A partir de junio habrá un nuevo aumento, que se dará por decreto en caso de que el Gobierno aún no haya definido una nueva fórmula de movilidad.

“La premisa fue preocuparnos por los que peor están, resolviendo su situación van a estar mejor todos los argentinos, y dispusimos la ética de la solidaridad para que los que más tienen hagan el esfuerzo de ayudar a los de peor situación”, aseguró el presidente, Alberto Fernández, durante el anuncio realizado este viernes por la tarde en Casa Rosada. Estuvo acompañado por el director ejecutivo de Anses, Alejandro Vanoli, y la directora ejecutiva del Pami, Luana Volnovich. Además, Fernández aseguró que la decisión de que haya un listado de 170 medicamentos gratuitos significa en la práctica un ingreso indirecto. “Es dinero que van a tener que dejar de gastar en medicamentos y que podrán destinarlo a otras necesidades”, indicó. Desde el Gobierno estiman que los jubilados gastan más de de 4000 pesos por mes en remedios, es decir, el 30 por ciento de una jubilación mínima.

Aumentos

La suba a los jubilados del régimen general será de 2,3 por ciento sobre el haber que percibe actualmente el beneficiario y a eso se le deberá agregar una suma fija de 1500 pesos. La jubilación mínima pasará de 14.068 a 15.892 y la máxima de 103.064 a 106.934 pesos. Al tratarse de una suma fija, implica porcentajes decrecientes para jubilaciones y pensiones mayores. Por eso, en la práctica, para la mínima implica un aumento del 13 por ciento y para la máxima del 3,8 por ciento. Para quienes cobraban una jubilación mínima y hayan recibido el bono de 5000 pesos en diciembre y enero, con este incremento habrán recibido una mejora en su beneficio del 18,8 por ciento. Los aumentos se aplican sobre cada beneficio que tiene la persona.

De haberse mantenido la fórmula de movilidad votada en 2017, el aumento debería haber sido para todos los jubilados de 11,56 por ciento, que corresponde en su mayoría a la inflación registrada entre julio y septiembre de 2019. Por el aumento definido como parte de suma fija y parte de porcentual, las prestaciones desde 16.200 pesos en adelante registrarán en la práctica un aumento menor al del 11,56 por ciento que hubieran tenido con la fórmula suspendida. El jueves a última hora, el Gobierno había consultado en Anses cuántos jubilados había que cobraran hasta 16.200 pesos. Se trata del 75 por ciento del universo previsional, lo que es igual a 6,2 millones de jubilaciones y pensiones que habrán ganado más que con la fórmula suspendida.

Por otro lado, los titulares de asignaciones familiares y AUH recibirán un aumento de 13 por ciento que se aplica para todos los rangos, no habrá suma fija y variable en estos casos. Esto impacta en 4,1 millones de titulares de AUH y 3,2 millones de asignaciones familiares. En conjunto con los jubilados que perciben la mínima, se trata de 13,6 millones de beneficios que ganarán con el aumento, el equivalente al 86,8 por ciento del universo del sistema de seguridad social. Vanoli explicó en conferencia por qué las mayores subas se dieron a los jubilados de la mínima y a quienes reciben asignaciones sociales. “Todo el esfuerzo había que ponerlo en los sectores más vulnerables, que perdieron 18,5 por ciento en términos reales entre diciembre de 2015 y 2019”, afirmó. Sobre la AUH, destacó: “Estamos en un nivel de pobreza infantil que a fin de año fue del 51 por ciento, es absolutamente justo y necesario que el Estado aplique los mayores recursos a la niñez”.

Finanzas públicas

“No derogamos la fórmula solamente porque las cuentas públicas lo recomentaban, trabajamos fiscalmente con seriedad, pero no nos olvidamos de la obligación que tenemos con nuestros jubilados”, aseguró el presidente. El aumento definido por el Gobierno representa un ahorro fiscal para el Gobierno. Sin embargo, Vanoli aclaró: “El efecto fiscal es nuetro si se tiene en cuenta el bono de 5000 pesos. La suspensión de la movilidad no fue hecha para hacer un ajuste, sino con un criterio de redistribución y solidaridad”. Ese aumento extra para diciembre y enero había implicado un gasto fiscal de 45 mil millones de pesos. En el caso del listado gratuito de medicamentos, tendrá un costo fiscal de 30 mil millones de pesos, que será financiado por el Pami y también por la recaudación del impuesto País del 30 por ciento.

Por otro lado, Vanoli resaltó que el sistema previsional fue encontrado con un déficit del 0,5 por ciento del PBI y con el fondo de garantía de sustentabilidad que había perdido 70 por ciento en dólares. “En este contexto de crisis, el Estado está haciendo un esfuerzo, porque la deuda que hay que pagar es la deuda social”, afirmó. En esta misma línea, el presidente remarcó: “Se rasgaban las vestiduras porque postergamos el pago de un bono dual, pero deben saber que vamos a seguir privilegiando a los que más necesitan por sobre los especuladores”.

En cuanto al próximo aumento, el Gobierno adelantó que se dará en junio. Podrá ser nuevamente resuelto por decreto, dado que la emergencia es por 180 días, salvo que sea definida la nueva fórmula de movilidad. Este viernes por la noche ingresó al Congreso el documento que menciona cómo estará conformada la comisión de Diputados que redactará junto a funcionarios del Poder Ejecutivo la nueva ley. “Deberá reunir dos requisitos, que permita la sustentabilidad económica y que garantice el poder adquisitivo en términos reales, dado que la anterior no cumplió ninguno”, adelantó Vanoli.

fuente:pagina12

Dejá una respuesta