SALUD: Comprueban que comer menos alarga la vida

SALUD: Comprueban que comer menos alarga la vida

  22 Jul 2021  

Una dieta con restricción calórica previene los efectos negativos del envejecimiento celular, según una investigación norteamericana

Una investigación norteamericana comprobó que una dieta con restricción calórica previene los efectos negativos del envejecimiento celular, mejora el sistema inmunológico, reduce los niveles de inflamación del cuerpo y retrasa la aparición de enfermedades relacionadas con la edad.

El envejecimiento celular es el factor de riesgo más alto para muchas enfermedades humanas, como el cáncer, la demencia, la diabetes o el síndrome metabólico. En este nuevo estudio, publicado en la revista Cell y reproducido por EFE, se constata que intervenciones metabólicas como la restricción de calorías reprograman diversos párametros celulares y moleculares que desembocan en un rejuvenecimiento funcional.

Para llegar a sus conclusiones, se compararon ratas que comían un 30% menos de calorías con otras con dietas normales; las dietas de los animales fueron controladas desde los 18 meses de edad hasta los 27 meses (en humanos esto sería equivalente a alguien que sigue restricción calórica desde los 50 a los 70 años, comiendo un 30-40% menos).

Tanto al inicio como al final de la dieta, el equipo aisló y analizó 168.703 células de 40 tipos y distintas partes de su cuerpo en 56 ratas. Tras estos análisis, el equipo demostró que muchos de los cambios que se produjeron a medida que las ratas de la dieta normal envejecían no se dieron en los roedores con dieta restringida. Incluso en la vejez, muchos de los tejidos y células de los animales con la dieta se parecían a los de las ratas jóvenes. En general, el 57% de los cambios en la composición de las células de los tejidos de las ratas que siguieron una dieta normal, no se vieron en aquellas que comieron menos calorías.

Algunas de las células y genes más afectados por la dieta se relacionan con la inmunidad, la inflamación y el metabolismo de los lípidos. Los investigadores vieron que el número de células inmunes en casi todos los tejidos estudiados aumentó drásticamente a medida que las ratas con dieta normal envejecían, pero no en las otras. “Se dice que ‘sos lo que comés’ y estamos descubriendo que en cierto modo es verdad a nivel molecular y celular”, indicó Concepción Rodríguez-Esteban, una de las líderes del trabajo.

FUENTE: ROSARIO3

Dejá una respuesta