” ESTAFA PIRAMIDAL EN TUCUMAN”: Serían 1.300 los estafados por Adhemar Bacchiani en la sucursal Yerba Buena, incluyendo a conocidos políticos, gremialistas y empresarios

” ESTAFA PIRAMIDAL EN TUCUMAN”: Serían 1.300 los estafados por Adhemar Bacchiani en la sucursal Yerba Buena, incluyendo a conocidos políticos, gremialistas y empresarios

  20 Abr 2022

Unos 1.300 tucumanos habrían sido estafados por la financiera Adhemar Capital.
Entre los damnificados habría algunos políticos y personas muy conocidas, especialmente en Yerba Buena, donde funcionaba una sucursal de la empresa surgida en Catamarca hace tres años.
Los inversionistas recibían cada 30 días un interés de entre el 13% y el 22% mensual del total del monto. Por ejemplo, si entregaban $1 millón, recibían mensualmente $130.000. Los contratos eran por seis meses y el cliente tenía la posibilidad de renovarlo o sacar el capital.
El abogado Alfredo Aydar estimó que la empresa financiera habría manejado un capital de por lo menos U$S 60 millones.
Entre los afectados en Tucumán aparecen dirigentes políticos y gremiales, empresarios y otras personas conocidas.

Los investigados en nuestra provincia son la gerente Sofía Esther Aylan, que sería la viuda del primer socio de Bacchiani en Catamarca y los ejecutivos Lucas Barrera Oro (ex integrante del seleccionado tucumano de rugby) y María Lihue Banegas (hija de un actual funcionario de la provincia).

“Estamos convencidos de que a Barrera Oro y a Banegas los convocaron porque son jóvenes exitosos, muy conocidos en la provincia, para atraer inversionistas.
El propietario de la empresa era Edgar Adhemar Bacchiani, quien recibía el dinero y compraba las criptomonedas que administraba en una cuenta que estaba a su nombre y que sólo él podía administrar.
AdhemarGate: el trader Edgar Adhemar Bacchiani no tiene ninguna acusación  formal en su contra - El Federalista
Edgar Adhemar Bacchiani
Nacido en Buenos Aires hace 46 años, se habría mudado a Catamarca en 2017. En la vecina provincia desarrolló el negocio de las criptomonedas. De la noche a la mañana tuvo un crecimiento exponencial. No sólo compró una Ferrari con la que se paseaba por las calles, sino que realizaba importantes fiestas para sus clientes. En una de ellas sorteó un Audi A1 cero kilómetro.
Los problemas comenzaron en febrero cuando reconocieron que no podían hacer frente a las obligaciones que habían asumido con los inversionistas y les ofrecieron una reestructuración del contrato al que arribaron. Los que llegaron a un nuevo acuerdo, todavía no pudieron cobrar.  Los que no aceptaron la negociación, no pudieron recuperar los fondos que invirtieron y desde ese entonces no recibieron ningún tipo de respuesta.
“El mayor problema con el que nos encontramos es que amenazaban a los clientes diciendo que si los denunciaban tendrían que salir a justificar el origen de los fondos que les habían confiado. Por eso muchos no se animan a hacer la denuncia”, explicó el abogado Aydar, que representa legalmente a tres tucumanos que invirtieron unos U$S 670.000 y $ 8 millones.
En Tucumán, además los investigadores apuntan contra el contador público nacional que habría sido el encargado de firmar varios documentos y tendrían pleno conocimiento de cuál era el mecanismo que utilizaban para realizar sus negocios. No se descarta que en las próximas horas se presente como testigo arrepentido en la causa.

La investigación apunta a un nuevo caso de estafa piramidal. Se cree que los fondos que captaba Adhemar en Tucumán podrían haber sido utilizados para cubrir las obligaciones de Catamarca y, con los de Córdoba, respondía en nuestra provincia. Se investiga además el secuestro de una importante cantidad de dinero en dólares que realizó la policía en un control fronterizo. Sospechan que era el efectivo que se habría retirado del local de Yerba Buena para llevarlo a la vecina provincia de manera ilegal.

FUENTE: CONTEXTO

Dejá una respuesta