El presidente lleva a Massa a la Cumbre de las Américas, en un gesto tras la llegada de Scioli

El presidente lleva a Massa a la Cumbre de las Américas, en un gesto tras la llegada de Scioli

  06 Jun 2022

El diputado impulsaba a De Mendiguren. En el Frente de Todos ya hablan de una PASO contra el ex motonauta y dicen que el presidente ya se bajó.

Alberto Fernández invitó a Sergio Massa a la Cumbre de las Américas en Estados Unidos como un gesto hacia el titular de Diputados luego del desembarco de Daniel Scioli en el gabinete.

 

Una vez conocida la salida de Matías Kulfas del Ministerio de Desarrollo Productivo, Massa empezó a ser nombrado como reemplazante pero no era fácil encontrarle, a su vez, un reemplazo en la presidencia de la Cámara de Diputados. El sábado de la crisis, Massa estuvo largas horas en la Quinta de Olivos con el Presidente y según trascendió propuso como ministro al titular del BICE, José Ignacio de Mendiguren, que ya estuvo en ese cargo durante la presidencia de Duhalde.

En el massismo argumentaban que De Mendiguren tiene un conocimiento más técnico del área y que tendría la bendición de Cristina Kirchner, por medio del propio Massa, que tiene un fuerte acuerdo político con el sector de la vicepresidenta.

Alberto descartó se inclinó por Scioli como reemplazo de Kulfas y lo instaló automáticamente como candidato a presidente para el año que viene. Esto alimentó la idea que circula en el peronismo que con esta jugada el Presidente confirmó que se baja de la carrera presidencial.

 

Alberto se inclinó por el ex gobernador bonaerense y lo instaló automáticamente como candidato a presidente para el año que viene.

 

Esto alimentó la idea que circula en el peronismo que con esta jugada Alberto confirmó que se baja de la carrera presidencial y Scioli plantea un desafío a la eventual carrera presidencial del presidente de la Cámara de Diputados. Sin embargo, cerca de Massa consideran que este tipo de especulaciones sobre las presidenciales “son delirantes”, dada la crisis interna del Frente de Todos y la compleja situación macroeconómica. “Se reparten una torta que no existe”, zanjaron.

Como sea, por la crisis interna Massa había suspendido la agenda federal e internacional que planeaba para este año, un cronograma que ahora reactivó.

 

En ese marco se explica el viaje a EEUU junto al presidente, que necesita como nunca del respaldo de Massa como contrapeso con el kirchnerismo. Por eso le había ordenado a Martín Guzmán que no se peleara con el tigrense, con quien tuvo un chispazo por la suba del piso de Ganancias.

fuente:LAPOLITICAONLINE

Dejá una respuesta