Un hombre subió a un colectivo, lanzó nafta en su interior y lo prendió fuego con el chofer al volante y pasajeros en el interior

Un hombre subió a un colectivo, lanzó nafta en su interior y lo prendió fuego con el chofer al volante y pasajeros en el interior

  09 Sep 2022

Ocurrió el martes pasado en la ciudad de Orán, provincia de Salta. El atacante fue imputado por el delito de estrago doloso, se negó a declarar y continúa detenido

Un episodio de violencia extrema ocurrió el martes pasado por la noche en la ciudad de Orán, en la provincia de Salta, donde un hombre se subió a un colectivo, roció con combustible la zona del conductor y la prendió fuego con el chofer y una pasajera a bordo, según muestran las imágenes captadas por la cámara de seguridad de la unidad.

Según comunicaron desde el Ministerio Público Fiscal (MPF) salteño, el hecho se registró en la intersección calle Los Nogales y Los Cedros, de la mencionada ciudad, minutos antes de las 22:30, de acuerdo al horario que se observa en la filmación.

Cuando la unidad perteneciente a la empresa “Gauchito Gil” se detuvo en la parada correspondiente, un hombre solicitó ascender. El chofer de turno abrió las puertas y permitió el ingreso del pasajero sin imaginar lo que sucedería segundos después. Luego de intercambiar unas palabras con el conductor, el agresor sacó una botella de plástico que mantenía oculta debajo de su remera y comenzó a lanzar un líquido en el piso del transporte público y en el sector donde viaja el chofer.

En ese momento se observa cómo una pasajera, asustada por lo que estaba ocurriendo, deja su asiento y se traslada a la puerta trasera para intentar escapar, pero el chofer, mientras continuaba el recorrido, no logra abrirle las puertas antes del ataque.

Las llamas consumieron parte del interior del colectivo, y fueron por el rápido accionar del chofer y los pasajeros. Las llamas consumieron parte del interior del colectivo, y fueron por el rápido accionar del chofer y los pasajeros.

Acto seguido, el atacante toma un encendedor de uno de sus bolsillos y, para sorpresa del chofer, incendia el interior de la unidad. A pesar de la intensidad de las llamas, el colectivero logró frenar el vehículo y escapar de la escena antes de ser alcanzado por el fuego. El rápido accionar del conductor permitió extinguir el fuego. También se dio aviso a la Policía y a los Bomberos Voluntarios locales.

El acusado fue detenido y, tras ser imputado por el delito de estrago doloso, la titular de la Fiscalía Penal N°2 de Orán, Mariana Torres, solicitó al Juzgado de Garantías interviniente que se mantenga su detención.

Fuentes judiciales informaron que el atacante se negó a declarar en su primera aparición ante la fiscal Torres. Por este motivo, será sometido a pericias psicológicas para determinar si se encuentra “en condiciones de salud apropiadas”, según confiaron a este medio.

La violencia contra los choferes de colectivos no es una novedad. El último lunes, en la localidad bonaerense de San Francisco Solano, un chofer del ramal 5 de la línea 266 fue atacado a golpes por un pasajero mientras el colectivo permanecía en movimiento. El hecho sucedió el lunes, a las 6, en la intersección de las calles 835 y 895.

“¡Pará, bájenlo!”, se puede oír en una filmación realizada por uno de los pasajeros con su teléfono celular. En el registro puede verse cómo un grupo de usuarios trata de calmar al agresor mientras el conductor intentaba detener la unidad que trasladaba a 15 personas.

Un chofer de la línea 266 es golpeado por un pasajero mientras maneja protagonista: –

“El hecho se produce porque el conductor le pide que saque el boleto y la persona se niega porque dice que no tiene dinero. El chofer le dice que se tiene que bajar y el pasajero empieza a golpearlo”, contó una fuente de la empresa Expreso Villa Galicia, a la que pertenece esta línea, al ser consultada por Infobae. “Son muchachos que están siempre en el mismo lugar, que consumen paco siempre en esa esquina”, añadió.

Cuando el colectivo se detiene, el atacante desciende del mismo, pero lejos de tranquilizarse arroja una piedra que impacta en el parabrisas, por lo que los pasajeros debieron ser trasladados a bordo de otro interno que llegó minutos después del ataque.

“Constantemente pasan estos hechos, pero no se difunden”, comentaron desde la empresa a este medio, es por ello que los choferes piden que se monte una suerte de cabina que había sido prometida tiempo atrás con el fin de evitar este tipo de inconvenientes.

fuente: INFOBAE

Dejá una respuesta