Eran hijo y madre, ahora son hija y padre: la historia de la primera familia transgénero del mundo

share on:

Corey y Eric (antes Erica) se ayudaron mutuamente a cambiar de género. Son protagonistas de la última edición de la revista National Geographic.

“Lo mejor de ser una chica es que ya no tengo que demostrar que soy un varón”. En enero de este año Corey Maison pratogonizó la edición de National Geographic que por primera vez ponía a un trans en su tapa y trataba la cuestión del género, los nuevos tipos de familias y de identidades del siglo XXI.

Corey nació hace 14 años como chico, pero pronto se dio cuenta que se sentía incómodo en su cuerpo. Comenzó a vestirse como sus hermanas y se dejó el pelo largo. En lugar de oponerse, su entorno acompañó su transformación, que duró unos tres años: de hecho, fue su mamá la que le regaló la primera caja de estrógenos para comenzar su proceso de hormonización, momento que fue registrado en un video que alcanzó millones de vistas en YouTube.

A partir de su experiencia, Maison se propuso ayudar a otros niños y adolescentes trans a hacer el pasaje sin sufrir. Se definió como activista adolescente y protagonizó impactantes campañas como aquella que se oponía a la llamada “Ley del baño”, que obliga a los ciudadanos de Carolina del Norte, Estados Unidos, a usar un baño u otro en virtud de los genitales con los que nació y no a su identidad.
Pero la historia de la familia Maison no termina acá, porque en 2015 Erica, la madre de Corey, confesó que se sentía varón, que toda la vida lo había sentido. “Era un secreto horrible que le escondía a mi familia”, dijo.

Fue Corey quien ayudó esta vez a su madre a salir del clóset y convertirse en Eric, tal como cuenta el artículo de National Geographic. La testorena ayudó en el proceso que se completará en febrero de este año con una operación de busto.

Su marido Les y sus otras cinco hijos (Chelsea, de 22, Kailee, de 14, Ellen, de ocho, Willow, de seis y Savanna, de cuatro) también fueron un importante apoyo. “Mis seres queridos se comportaron de manera maravillosa, casi nada cambió. Mi marido fue comprensivo en todo. De hecho, nuestra relación ahora es más fuerte y mejor que en los diez años que llevamos juntos”.
fuente:TN

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta