Leuco: “La ofensa de Rojkés a Nisman es digna de un personaje nefasto y repudiable, abanderada del maltrato a los humildes”

share on:

Alperovich contra Nisman
Editorial del periodista Alfredo Leuco en el programa Le doy mi palabra, por Radio Mitre

Hacía mucho que no se escuchaba una ofensa semejante al fiscal Alberto Nisman. ¿La escuchó a Beatriz Rojkés de Alperovich? Ayer pasamos el audio y yo le prometí esta columna. Dijo que el gobierno “resucita a Nisman porque Cristina está avasallando en las encuestas”. Terrible por donde se lo mire. Digno de un personaje nefasto y repudiable como la esposa del ex gobernador tucumano José Alperovich.

Por un lado insulta y difama la memoria de una persona muerta que obviamente no puede defenderse. Y encima demuestra su ignorancia en la utilización del lenguaje. Dice que Cristina avasalla y seguramente, quiso decir arrasa en las encuestas. Pero bien lo marcaba ayer nuestro equilibrista Federico Andahasi. “Avasallar” es convertir en vasallo a alguien. Y fueron los señores feudales como los Alperovich los  que en la historia reducían a la servidumbre, la esclavitud y el vasallaje a los ciudadanos comunes. Son muy tramposas las palabras desde Freud para acá. Muchas veces los actos fallidos desnudan el verdadero pensamiento.

Encima, esta mujer que avasalló la provincia llena de gente pobre y excluida, ensucia el tema Nisman justamente cuando hay dos informaciones demoledoras para su jefa espiritual, Cristina Elisabet Fernández de Kirchner, otra señora feudal y maltratadora.

Julio Blanck en Clarín reveló que hay pericias de la Gendarmería que confirman que hubo otra persona en la escena del crimen de Nisman. Y digo crimen porque esa presencia extraña confirmaría que no se trató de un suicidio y si de un magnicidio.

Y ayer, Rodrigo Alegre en TN, presentó un cable secreto de la cancillería que agrega pruebas a la acusación de Nisman contra Cristina, Timerman y otros cómplices por haber encubierto a los terroristas de estado iraní que volaron el edifico de la AMIA. En ese material se ve claramente como es el gobierno negacionista del holocausto de Adjmadinejad el que propone en el año 2008 un memorándum de entendimiento y es el gobierno K el que cede a esas presiones y firma el tenebroso pacto.

En este contexto abrió la boca la esposa de Alperovich. Hasta el gobernador actual, Juan Manzur tomó distancias y se despegó de semejante provocación. Con sensatez Manzur dijo que “si hay nuevas pruebas en el caso Nisman hay que investigarlas”.

Pero a nadie debería extrañarle el lenguaje y el contenido de esas declaraciones al diario “La Gaceta” de Tucumán. Hay antecedentes de su torpeza autoritaria. ¿Se acuerda de lo que pasó en la localidad de “El Molino”?, uno de los lugares brutalmente castigados por la inundación. En su momento, la esposa del gobernador de Tucumn fue humillante con un par un par de ciudadanos muy humildes que le reclamaban ayuda del estado y que mandaran las máquinas para arreglar los puentes y las calles del pueblo. No la insultaron. No la agredieron. Ejercieron el derecho constitucional a peticionar, a reclamar.

Pero Beatriz reaccionó con un desprecio típico de los que se sienten superiores. En su soberbia les dijo a los muchachos que eran unos pedazos de animales y unos vagos de miércoles. El video se pudo ver en todas las pantallas no kirchneristas. Las imágenes fueron tomadas por un teléfono celular. Hartos y deprimidos por haber perdido sus pocas pertenencias, los inundados de Tucuman se encontraron con un cachetazo peor todavía. La esposa del jefe del estado les enrostró su fortuna. Les dijo que ella podría estar en una de las diez mansiones que tiene y sin embargo estaba allí, intentando ayudar. No hacía mas que cumplir con su obligación tarde y mal y encima pretendía que las víctimas le levantaran un monumento.

Duele la panza de indignación. El estomago se revuelve. Después levantan el dedito y hablan de justicia social. Beatriz ya es la abanderada del maltrato a los humildes. Tardó varios días en pedir disculpas.

Es una señora abonada al sincericidio. Se enoja y dice lo que realmente piensa. Se le cayó la careta de la hipocresía varias veces. Ante el asesinato de una nenita de 6 años llegó a decir que nada puede hacer el Estado frente a los padres borrachos que dejan a sus chicos todo el día en la calle. ¿Quien es esta señora que presidió el Partido Justicialista y no conocía la letra de la marchita? ¿Quien es su esposo?

José y Beatriz siempre fueron uno de los matrimonios políticos preferidos de Néstor y Cristina. Tienen muchas cosas en común. Por ejemplo toda una vida dedicada al poder y el dinero y el manejo feudal de la provincia de Tucumán y de Santa Cruz.

Por eso José Alperovich recibió la información privilegiada a la hora de comprar dólares. No tan casualmente en el 2008, poco antes de que se estatizaran las AFJP apareció la lista de apellidos políticos que habían comprado dos millones de dólares. Está en esa condición tanto Néstor Kirchner como el padre y la madre de José Alperovich. Pertenecer tiene sus privilegios. La plata llama a la plata.

Por eso Cristina en su momento, nombró a Beatriz Rojkes de Alperovich como presidenta provisional del senado, un puesto clave desde lo institucional.

A José, dos periodistas de investigación de la provincia lo bautizaron como el Zar y a Beatriz, obvio, como la Zarina. No han dejado truchada por hacer. Sembraron el estado provincial de parientes y batieron todos los records de nepotismo. Hubo corrupción en muchas de las obras y acciones en la que el gobernador intervino en forma personal y, entre las acusaciones mas graves, hay que apuntar al asesinato de la joven Paulina Lebbos.

Pero el Zar, se convirtió en Jeque y eso seguramente quedará grabado en la historia política como una de las grandes obscenidades de las que son capaces algunos dirigentes que se sienten impunes. Las vacaciones fastuosas que mostraron los videos de José y Beatriz, daban vergüenza ajena. No solo porque fueron durante los masivos cacerolazos en su provincia.

También porque mientras en Tucumán todavía hay miles de chicos con problemas de desnutrición, José y Beatriz se fueron a Dubai y Abu Dhabi y se alojaron en uno de los hoteles más lujosos y caros del mundo. Es obsceno ver la opulencia descarnada y recargada. Habitaciones que cuestan entre 5 y 10 mil dólares la noche.

Oro por todos lados, mas de 20 restaurantes, un acuario en el segundo piso de 360 grados que sería la envidia de Disney. Lujo asiático en estado puro. Bailes de odaliscas, al estilo de las mil y un noches o de Ali Baba y los 40 ladrones. Ayer, Beatriz de Alperovich no hizo más que confirmar sus antecedentes y su apodo: La Zarina.

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta