Falleció Ernestina Herrera de Noble, la directora del Grupo Clarín

share on:

La destacada empresaria tenía 92 años y conducía con exitó el multimedios desde hacía casi cinco décadas.

Ernestina Herrera de Noble estuvo a cargo del diario Clarín durante 50 años. Siguió el legado de su marido, el fundador del medio, Roberto Noble. Bajo su mandato, según relató hoy el propio diario, dio origen al surgimiento del Grupo Clarín, un multimedio que posee radio, televisión abierta y por cable. Herrera falleció hoy a los 92 años, se encontraba internada en una clínica porteña.

“Un hombre se transforma en hermoso cuando tiene algo importante que decir”

“Ernestina Herrera nació en Buenos Aires el 7 de junio de 1925. Su padre, Juan Herrera, cordobés, era profesor de Filosofía y Letras y su madre, María del Carmen Morales, una valenciana concertista de piano que nunca ejerció como tal. Ernestina fue la menor, y la más mimada, de seis hermanos, cuatro de ellos mujeres. Estudió la primaria en la escuela Guido Spano y la secundaria en un colegio de Flores, Ana María Janer. Como recordó alguna vez en uno de los escasos reportajes que concedió, conoció a Noble durante un crucero por el río Paraná: “Fue en 1946. Yo iba en un barco con un grupo de amigos y de pronto pasa el “Tenondé”, el primer barco que tuvo mi marido. Alguien de mis amigos lo saludó y entonces Noble nos invitó a pasar al barco de él. Allí surgió una simpatía que se acrecentó con el tiempo, aunque no nos veíamos frecuentemente. Me impresionó de él su talento, no su belleza. Un hombre se transforma en hermoso cuando tiene algo importante que decir. Y mi esposo lo tenía”, reveló en 1970. Se casaron el 27 de julio de 1967, en una ceremonia oficiada por el entonces cardenal primado de la Argentina, monseñor Antonio Caggiano. Un año y medio después, ya viuda, Ernestina Herrera se hacía cargo de la dirección de Clarín”, relata la biografía publicada hoy en este medio.

El diario Clarín fue el primero en emitir la noticia de que la señora de Noble había fallecido, hace instantes

“El crecimiento de Clarín, la firmeza de su directora en mantener las ideas y postulados que identificaron con una línea clara e inquebrantable al diario y al Grupo, desataron en los últimos veinte años una campaña de desprestigio contra la señora Noble y contra Clarín, con la única finalidad de menoscabar la figura de sus directivos, de destruir el renombre y popularidad del diario y, durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, adueñarse del grupo Clarín para controlar la información, o borrarlo literalmente del mapa de las comunicaciones argentinas”, criticaron hoy, nuevamente, desde el medio. “La señora de Noble no respondió a esos ataques, a menudo bárbaros, violentos, inhumanos, tal vez escudada en un lema que era de su esposo y que había asumido como propio: “Quienes hacen un diario no tienen que ser noticia”. Hizo público, eso sí, su dolor de madre ante el ataque que entonces sufrían sus dos hijos, de quienes alguna vez dijo eran toda su esperanza y llenaban el espacio de su corazón.

Más adelante, aclararía sobre las relaciones de Clarín con los poderes públicos: “Ha habido momentos buenos y momentos malos con los distintos gobiernos. Y seguro que en el futuro será igual. En general, siempre ha sido la relación que corresponde a un medio de prensa importante, y en esa relación nuestro interés principal siempre ha sido conservar un espacio de independencia”.

Cuando comenzó a hacerse cargo del diario, Ernestina recordó cómo fue aquel día iniciático: “Estaba angustiada, pero al mismo tiempo llegué con una tremenda determinación: debía continuar la obra de Noble. No imitándolo, porque las personas son insustituibles y cada uno tiene su estilo. Pero sí teniendo presentes sus principios. Recuerdo que ese día todo el personal del diario se reunió en la sala de redacción. Eran varios centenares de personas. Alrededor de las siete de la tarde di un mensaje y luego invité a todos a continuar con la edición, como todos los días”.

La polémica por sus hijos

Durante 15 años, las Abuelas de Plaza de Mayo siguieron una causa judicial para esclarecer si los hijos adoptivos de la familia Noble, eran hijos de desaparecidos. En el año 2011, se realizaron extracciones de ADN y, en octubre de 2016, luego de varias apelaciones la Sala II de la Cámara Federal de San Martín confirmó el sobreseimiento de Ernestina Herrera de Noble en la causa que investigaba el origen de sus hijos.

El tribunal resaltó que no hay actualmente “ninguna persona que invoque ser víctima de la sustracción o apropiación de los nombrados o de alteración de sus identidades” y agregó en el fallo: “En atención al resultado negativo que arrojó el peritaje de ADN a los fines de establecer vínculo biológico con los grupos familiares de personas desaparecidas durante la última dictadura militar que integran el Archivo Nacional de Datos Genéticos, no existe motivo bastante de sospecha”, sentenció la jueza Arroyo Salgado en su fallo.

FUENTE: LA GACETA

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta