Club de Gobernadores: Tras la derrota de Schiaretti, la Liga mira a Manzur y Uñac

share on:

La Liga de Gobernadores busca a sus referentes una vez derrumbado Juan Schiaretti al sufrir tan dura derrota en las PASO en Córdoba. Juan Manuel Urtubey siempre anheló ese cargo aunque algo pasa con el salteño que nadie le reconoce liderazgo: ni entre sus pares peronistas ni entre los alcaldes peronistas bonaerenses. En ese marco, se anotan el tucuman Juan Manzur y el ascendente joven sanjuanino Sergio Uñac.

ucumán ha confirmado en las PASO que, a nivel nacional, continúa como uno de los distritos más fértiles para la cosecha de votos peronistas. Y el jefe del PE, Juan Manzur, podría sacarle tajada al resultado del domingo en ese sentido, ya que la Liga de Gobernadores que integra -junto a otros 12 “compañeros”- podría tomar fuerza en caso de que Cristina Kirchner no mejore sus números en Provincia de Buenos Aires. Manzur terminó la jornada con otro dato alentador: la baja adhesión al PJ en Córdoba le restó peso a Juan Schiaretti, otro posible “cacique” de la Liga. (…)”.

El dato político más relevante de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del domingo 13/08 -aún superando en importancia al resultado bonaerense- es el derrumbe de la candidatura de Juan Schiaretti a jefe de la Liga de Gobernadores, un artilugio colectivo que acostumbran armar los líderes peronistas del interior en los períodos de inicio de reorganización del justicialismo.

Una Liga de Gobernadores es la herramienta para ponerle coto definitivo a Cristina Fernández de Kirchner dentro del peronismo, y su funcionamiento establecería una línea de negociación con el Ejecutivo Nacional e influiría decisivamente sobre el bloque de legisladores nacionales, al menos el del Senado.

El problema de Schiaretti al frente de la Liga de Gobernadores consiste en que él, más allá de la sobreactuación reciente de reclamar recursos a la Nación, avanzaba frontalmente, dicen, hacia un acuerdo con Mauricio Macri para la reconstrucción de Cambiemos que incluya a muchos peronistas, pensando en la reelección presidencial 2019.

Semejante diseño (de ambición hegemónica) ha sufrido un traspié… pero el proyecto de Liga de Gobernadores permanece.

En el caso específico de Schiaretti -replanteándose hoy día cómo hace para pedir ayuda a José Manuel De la Sota sin que se note mucho-, escribió Yanina Soria en el diario Alfil acerca de la reunión convocada por el PJ para el miércoles 16/08 en el Centro Cívico cordobés:

“(…) Los 16 puntos que la versión local de la coalición nacional le sacó al oficialismo cordobés, aturdieron y desorientaron a un partido acostumbrado a contar más triunfos que derrotas en su haber al frente de la Provincia.

La foto que dejaron las elecciones del domingo atentan contra proyectos que van mucho más allá de las bancas. Es la continuidad del peronismo al frente del poder provincial donde pega la expansión macrista.

Sin embargo, hay un frente abierto más urgente que atender. Antes de pensar en las provinciales, el PJ debe resolver cómo seguir con miras a octubre.

(…) El discurso centrado en la crítica contra el centralismo porteño de Macri, en el reclamo de mayor federalismo y un reparto equitativo de los subsidios para Córdoba, quedó demostrado que no prendió entre los cordobeses. Al menos, no en esta instancia electoral.

Dentro del peronismo hay quienes, incluso mucho antes de las PASO, ya cuestionaban ese enfoque de la campaña. Después de un año y medio de elogios cruzados entre el mandatario provincial y nacional, de sobradas muestras convivencia política que superaban las fronteras de la mera institucionalidad entre dos administraciones, la crítica repentina por “lo que es nuestro” no surgió efecto entre el electorado. (…)

Por el otro lado, el peronismo también tiene en claro que después de haber salido con los tapones de punta contra el presidente en estos 30 días de campaña, difícilmente se pueda ahora reaparecer en la escena política con un planteo totalmente distinto. Sería una contradicción política que también podría tener algún costo electoral. (…)”.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, ha intentado, vez tras vez, ganar predicamento entre sus pares, sin mucho éxito hasta la fecha. Desde los comicios 2015 que Urtubey anticipa que él desea tener un protagonismo en 2019 pero no pareciera conseguir que lo escuchen lo suficiente. Ahora vuelve a la carga, esperando ocupar ese espacio en el que la amistad entre Mauricio Macri y Juan Schiaretti había privilegiado al cordobés. Así lo explicó el propio Urtubey, según el diario El Tribuno:

“(…) Después de esta elección, muchos analistas empezaron a pensar en Urtubey como la cabeza que debería guiar al peronismo nacional. Ante la consulta de los medios el mandatario expresó que el peronismo tiene que ofrecer una “propuesta republicana de futuro”. “Que la opción en Argentina no sea siempre el presente versus el pasado, hay que poder plantear opciones de futuro. Lo podemos hacer desde el peronismo nacional y no tiene que ver con una candidatura. Yo voy a trabajar en una construcción de ese espacio, después vemos qué pasa”, expresó. (…)”.

Acerca de Urtubey hay que considerar que quienes aconsejan al bonaerense Sergio Massa iniciar una reperonización de su discurso le explican que sería la única forma de recuperar los votos que le quitó Florencio Randazzo, necesarios para llegar al 20% y así posicionarse en la línea de reconstrucción del peronismo 2019, “antes que Urtubey”. Entre las condiciones a seguir por Massa inclusive le agregan que no se muestre más en público con Margarita Stolbizer, porque eso ahuyenta peronistas y los números indican que no le ha sumado ni un voto.

Acerca de la Liga de Gobernadores, había un competidor para ese rol en el entrerriano Gustavo Bordet, quien pretendía utilizar la relación especial que ha construído con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Pero Bordet, pese a que ‘reunificó’ el peronismo provincial, desde Jorge Busti a Sergio Urribarri, también sufrió una dura derrota en Entre Ríos.

En este escenario, intenta avanzar Sergio Uñac, el sanjuanino, el heredero de José Luis Gioja que va buscando su propio perfil, todavía desconocido fuera de la provincia aunque decidido a buscar un espacio nacional. Uñac es el único dirigente del PJ que ha logrado expresar un enfoque bien crítico de todos los que compitieron en el sainete electoral bonaerense, una torpeza mayúscula de Cambiemos que, por una desprolijidad en la base de datos, de la que se acusa a José Torello, amigo del Presidente, quitó el triunfo nacional de la agenda para concentrarla en el desaguisado del escrutinio provisorio.

En el Diario de Cuyo se lee el siguiente fragmento de una entrevista a Uñac:

“(…) -¿Cree que el resultado del domingo le da a Cambiemos espalda política para meterle mano a la plata de las provincias por el Fondo del Conurbano?

-Yo espero que no. Hay algo que sí me preocupa, que es que algo que debía solucionarse desde la política, lo han judicializado. Nos preocupa a todos los gobernadores, a los propios y a los de ellos.

-A Cambiemos no le ha ido mal en la PASO del domingo, tal vez eso pueda darles espalda política.

-No, definitivamente, no. Lo pueden hacer por la vía que están intentando, que es la Judicial, pero políticamente no.

-¿En qué beneficia a San Juan que usted haya hecho una buena elección?

-Y, hay un gobernador que es acompañado por su comunidad, y que es muy probable que los legisladores nacionales que vayan desde San Juan a la Nación, vayan con un mensaje muy claro en defensa de los intereses de las instituciones.

-¿Usted cree que Cambiemos ganó o que perdió?

-Es que hay distintos análisis dependiendo del territorio. No creo que se pueda hacer una evaluación del conjunto. Porque además los frentes están conformados por tantas agrupaciones distintas, que se hace muy complejo hacer un solo análisis.

-Pero mire que han ganado en San Luis, en Córdoba, en Mendoza, Capital Federal, en Buenos Aires, no se sabe, pero el resultado es muy corto…

-En Buenos Aires deberían haber ganado holgadamente. Yo creo que esta elección no se la puede adjudicar nadie. Hubo resultados que han permitido que todos puedan tener una parte del total. En realidad nadie se esperaba perder San Luis, por ejemplo, y se perdió. Pero es probable que ellos esperaban, con una gobernadora a la que le han dicho que le van a dar más fondos, tener una amplia diferencia en Buenos Aires…

-Perdón, ¿en serio usted cree que Cambiemos ha hecho mala elección en Buenos Aires?

-No han hecho buena elección tampoco.

-¿Cristina hizo una buena elección entonces?

-No es un tema en el que me quisiera meter. Yo me he ocupado de mi territorio. Y, la verdad, que de la provincia de Buenos Aires se ocupen los bonaerenses y los candidatos que ellos han puesto. Ahí deberían explicar Randazzo, Cristina, Bullrich, Massa… ellos deberían explicar cómo les fue.

-¿Usted cree que es posible que Cristina utilice esta elección como espaldarazo para una candidatura en 2019?

-No lo creo. No creo que sea la candidata del peronismo en 2019. Yo creo que este ha sido un escenario que el Gobierno Nacional fabricó. Yo creo que ellos han instado a que la expresidenta se presente. Que lo definan y que lo expliquen ellos como candidatos de la provincia de Buenos Aires.

-Del peronismo, ¿quién salió mejor posicionado?

-Han salido fortalecidos quienes han obtenido un triunfo. No podría ponderar uno. Han salido fortalecidos Manzur, Peppo, Urtubey, Insfrán y Uñac, quienes hemos obtenido una ventaja.

-¿De ahí tiene que salir el líder del peronismo para 2019?

-No sé si estrictamente de ahí, pero que vamos a ser personas de consulta, seguro.

-Con el resultado del domingo, ¿tiene miedo de que el macrismo le caiga con todo?

-No, no tengo miedo. Me parece que me colocarían en una posición que implicaría más apoyo aún de los sanjuaninos, porque en realidad el sanjuanino sabe que yo no he usado este cargo para discutir, para pelear; he honrado el cargo con posiciones equilibradas. (…)”.

Muy interesante, por cierto.
fuente: URGENTE 24

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta