“DESESPERACION”: Un crucero de lujo fue en misión humanitaria a Puerto Rico y una multitud se agolpó para escapar de la isla tras el huracán María

share on:

Las autoridades advirtieron que sólo 800 turistas que quedaron varados podrían acceder al beneficio facilitado por Royal Caribbean, pero en el embarcadero esperaban más de dos mil personas bajo un sol abrasador. “Debo regresar a mi vida, aquí no hay agua ni electricidad”, exigen

Una multitud se congregó en el embarcadero de cruceros en San Juan esperando con desesperación abordar al crucero Royal Caribbean Adventure of the Seas, que fue enviado para evacuar a personas que luchan por salir de Puerto Rico tras la destrucción causada por el huracán María.

Más de 2.000 personas hicieron fila en el embarcadero bajo un calor sofocante. “Llevamos horas en esta fila y hace calor”, dijo Taylor McCloskey, quien va a la escuela en Miami

Contó que fue a visitar a su familia al territorio estadounidense después que el huracán Irma generara el cierre de su escuela en Florida por tres semanas y luego se quedó varada en Puerto Rico cuando María llegó la semana pasada.

“Debo regresar, debo regresar a mi vida”, dijo. “No hay agua, no hay electricidad. No veo que nada vaya a llegar pronto. Está mal”.

Se desconoce cuántos de aquellos en el embarcadero lograrían subirse al barco. Funcionarios de Puerto Rico indicaron que sólo 800 de los 1.000 turistas varados en la isla podrían abordar, mientras que los otros pasajeros serían puertorriqueños dejando la isla o amigos y familiares de empleados del Royal Caribbean.
“Estamos parados aquí desde las 8:00 de la mañana”, señaló Cara Rookwood, de Filadelfia. “Hemos intentado anotarnos en esta supuesta lista que tienen vía correo electrónico. Llamé a mi padre y le pedí enviar por correo la lista, mas no creo que a estas alturas acepten más reservas. Pero recibo mucha información contradictoria”.

Rookwood y su esposo, Davin Safer, estaban en la isla de Vieques cuando azotó la tormenta y no pudieron encontrar la forma de regresar a Puerto Rico continental durante varios días, hasta que finalmente fueron llevados gratis en un avión privado.

Nunca imaginé que podía haber tan poca seguridad en Estados Unidos
Safer dijo que nunca había experimentado algo como lo que vino después del huracán, que dejó a Puerto Rico sin electricidad, cerró comercios, bloqueó caminos y puertos, y dejó a los habitantes de la isla luchando por encontrar agua, alimentos y otros artículos de primera necesidad.

“Al venir de un origen más o menos estable, nunca imaginé que podía haber tan poca seguridad en Estados Unidos”, dijo.

“Ha sido una vacación extraña, más larga de lo normal”, agregó su esposa.
fuente : infobae

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta