La familia del submarinista tucumano Esteban García no pierde las esperanzas: “te seguimos esperando”

share on:

La madre y la esposa del cabo principal confían en que los tripulantes podrán regresar con vida.

Pasan los días y nada se sabe del ARA San Juan. A 10 días del último contacto con la Base Naval, lo único que se confirmó es que se produjo un evento compatible con una explosión en la zona que coincidiría con el submarino. A pesar de eso, los familiares del tucumano Esteban García, uno de los 44 tripulantes, mantienen intactas las esperanzas.
La esposa de cabo principal, Gabriela Acosta, afirmó que confía en que su marido regresará a casa para reunirse con sus dos hijos, de uno y tres años. “¡No pierdo las esperanzas que regreses con vida amor mío, Esteban García! ¡Confió plenamente en Dios y tengo fe que vas a estar en casa pronto! ¡Sigamos rezando, sigamos teniendo fe y esperanza!”, escribió en su cuenta de Facebook.
De igual se manifestó Victoria Morales, quien vive en el barrio 11 de Marzo pero se encuentra en la Base Naval de Mar del Plata para seguir de cerca las novedades respecto a la búsqueda del submarino. “Te seguimos esperando, hijo”, manifestó la mujer al compartir una imagen del submarino con la frase: “prefiero creer en los milagros; seguiré aferrado a Dios, a la espera”.
El viento demora la salida del buque con el minisubmarino

García es uno de los dos tucumanos que formar parte de la tripulación del ARA San Juan. El otro es el capitán de fragata Pedro Martín Fernández, quien está al mando del navío de origen alemán. Su madre, Nelly, le contó a LA GACETA que su hijo le había confesado que este sería su último viaje en el submarino.

El submarino zarpó el 8 de noviembre desde la Base Naval Ushuaia, donde participó de un ejercicio de adiestramiento integrado con otros buques y aeronaves de la Armada, con destino a su apostadero de la Base Naval Mar del Plata, adonde estaba previsto que llegara entre el lunes y el martes de la semana próxima. Su última posición conocida fue a 432 kilómetros del golfo San Jorge, cerca de la península Valdés, en la provincia de Chubut.

El jueves, la Organización para la Prohibición Total de Pruebas Nucleares (Ctbto, por sus siglas en inglés) informó que el miércoles 15 de noviembre a las 10.51 detectó “un evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear, consistente con una explosión” en una zona que coincidiría con la posición del submarino.
Seis incógnitas sobre lo que ocurrió con el submarino ARA San Juan

Grossi señaló que la onda hidroacústica analizada “es análoga a la de una explosión, que no fue un movimiento sísmico, ni un ruido de un mamífero marino”, según reprodujo Télam.
La historia del “pasajero 45”, el tripulante que se bajó del submarino en Ushuaia

Las esperanzas ahora están puestas en un minisubmarino norteamericano y un sumergible ruso no tripulado, que permiten alcanzar grandes profundidades y que cuentan con un sonar para rastrear el fondo del mar. La Armada afirmó que no hay fecha para que termine la fase de búsqueda.

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta