EDUCACION FINANCIERA: 5 Hábitos financieros de personas con dinero

share on:

Es cierto que en el colegio y en la universidad nos enseñan todo lo necesario para crecer como futuros profesionales, no obstante hay un tipo de educación que siempre nos falta a todos y que la mayoría aprendemos a los porrazos, mientras otros nunca terminan de aprender, y nos referimos a la educación financiera. Todos hemos sufrido el no llegar a fin de mes, el sentir que el dinero se escapa de nuestras manos o que inclusive nunca podemos ahorrar aunque sea para tener un fondo de seguridad y esto se debe a una serie de hábitos financieros que debemos cambiar. Hoy te mostraremos 5 sencillos tips para que puedas ser una persona solvente en materia de dinero.

Es cierto que en el colegio y en la universidad nos enseñan todo lo necesario para crecer como futuros profesionales, no obstante hay un tipo de educación que siempre nos falta a todos y que la mayoría aprendemos a los porrazos, mientras otros nunca terminan de aprender, y nos referimos a la educación financiera.

Todos hemos sufrido el no llegar a fin de mes, el sentir que el dinero se escapa de nuestras manos o que inclusive nunca podemos ahorrar aunque sea para tener un fondo de seguridad y esto se debe a una serie de hábitos financieros que debemos cambiar.

Hábitos que las personas con dinero aprendieron y por eso hoy cosechan grandes fortunas y que hoy te enseñaremos.
Tip 1: Realiza un presupuesto

La mayoría de las personas calcula o tiene una idea, más o menos, su presupuesto y se lo sabe de memoria. Conoce la cantidad que gasta al día y cuántos pagos debe hacer al mes.

Sin embargo, no acostumbran a anotar nada. Cuando comenzamos a anotar en un papel o una hoja de cálculo las cantidades que gasta, sabemos exactamente en qué se va el dinero.

En estos casos lo mejor, para la salud financiera es llevar este registro y así saber cuánto dinero se gasta y la destinación específica, lo que nos permitirá decidir en qué ahorrar o gastar, por ejemplo, en mercado.

GoBankingRates explica que el presupuesto es su hoja de ruta al éxito, así que debes estar seguro de incluir cada gasto que tiene, así sea el café, la galleta que te come o la salida a cine de los fines de semana.

Tip 2: Pagar deudas a tiempo

Los pagos en mora son uno de los mayores problemas de los egresos. Por fortuna, existen formas de asegurarse que las facturas se paguen a tiempo. Tener débitos automáticos es una de las formas más utilizadas y recomendadas por los planeadores financieros.

También puede sernos de ayuda poner recordatorios en el celular o si eres de los que no maneja mucho la tecnología, puedes poner notas en tu casa o la oficina. Cuando se es juicioso con los pagos se evitamos las sanciones por mora y los intereses que implica adeudar la factura pendiente.

Tip 3: No malgastes el dinero

La pregunta clave de cualquier compra debe ser ‘¿Lo quiero o lo necesito?’ Si la respuesta es la primera, mejor dáte una vuelta y verás que se te calman las ganas.

Son dudas que ayudan a evitar el peligro de la gratificación instantánea que nos lleva a un estado de falsa felicidad y a tener más deudas por pagar.

La recomendación en este tipo de situación es esperar 24 horas para hacer la compra, ir a casa, pensar si realmente tenemos que adquirir ese producto o servicio y si el dinero nos alcanza.

Tip 4: No llevar las tarjetas todo el tiempo

Llevar efectivo para las compras más pequeñas es una manera de hacer economía. Por ejemplo, si cargas una tarjeta de crédito para un mercado de $ 1.500 seguramente te irás antojando de cosas y terminarás gastando $2.000, $3.000, o más.

En cambio, si solo llevas el efectivo, ajustarás el presupuesto a lo que realmente necesitas. Es una recomendación general.

Tip 5: Ahorra

Con tantas deudas y tan pocos ingresos, a lo mejor creerás que este es el consejo que menos te ayuda, pero es lo más importante.

Hay una diferencia entre la gente solvente y la que no, los primeros cuidan más el dinero y se planifican.

Empieza mes a mes fijándote una meta así sea de $1.500 para ahorros. Verás que poco a poco podrás incrementar ese monto y así tendrás dinero para otros gastos ocasionales.

El mejor truco es hacer del ahorro una cuenta más que se debita de tu nómina. Así puedes estar seguro que no se gastarte ese dinero. Olvídete de que esa plata está ahí y reclámala luego de un año. Si quieres que se invierta ese dinero habla con el personal de finanza del banco y pide orientación de los diferentes planes que existen.

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta