CFK: “Los ministros que tengan miedo o no se animan que vayan a buscar otro laburo”

CFK: “Los ministros que tengan miedo o no se animan que vayan a buscar otro laburo”

  19 Dic 2020  

LA PLATA.- El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se mostraron esta tarde junto al gobernador Axel Kicillof en el Estadio Único de esta capital. “Un año después estamos tan juntos como siempre”, dijo el Presidente.

El jefe de Estado nacional abrió sus palabras con un gesto de cordialidad hacia la el gobernador y la vicepresidenta: “Gracias, Axel, por este día por poder hablar. Escucharnos y que todos nos escuchen. Estamos aquí porque hace más de un año decidimos estar juntos. Y un año después estamos tan juntos como siempre“, remarcó.

“Me acuerdo muy bien aquel 10 de diciembre cuando Cristina hablando a la plaza me dice: ´Presidente, no preste la atención a los medios. Mire los ojos del pueblo’. Eso hice. Fue el mejor consejo que me diste“, dijo mirando de frente a la vicepresidenta.

“Esto no ha terminado”, dijo el Presidente respecto a la pandemia: “Alguien nos advirtió: si nos va muy bien va a morir 60 mil personas”, vaticinó. “Si le va muy mal, 250 mil”. Gracias a Dios no alcanzamos el mínimo. Trabajemos para no alcanzarlo. Esto no ha terminado”, expresó. Afirmó que “ahora vamos a trabajar para vacunar a todos”.

“Nosotros no robamos a la gente- dijo sobre las denuncias de corrupción en la compra de vacunas. Presidente Cornejo: venga que le vamos a dar todas las explicaciones que quiera”, enfatizó.

Sobre la Corte Suprema

El Presidente cargó también sobre la Justica: “Algunos piensan que el problema con la Justicia es de algunos de nosotros. Lo que queremos es jueces probos que no van atrás del poder de turno. Y una Corte Suprema que explique por qué hay gravedad institucional cuando se trasladan tres jueces y no cuando hay procedimientos contra la vicepresidenta, el gobernador. No me lo van a explicar. No tiene explicación”.

Cristina y el lawfare

Cuando tomó la palabra Cristina, dijo: “Esta es la tercera vez que hablo desde el diez de diciembre (.) Tuve mucho miedo. Hablamos mucho con Axel. También con Alberto. Hablamos mucho con Axel”, reiteró la vicepresidenta al mencionar los avatares de la pandemia y dejar en claro cuál es su interlocutor más frecuente.

La presidenta del Senado se mostró respetuosa con el jefe del Poder Ejecutivo: “No quiero extenderme, tiene que hablar Alberto todavía. Pero se me ocurre que el desafío va a ser recuperar la economía. Vamos a tener que alinear precios y tarifas”, vaticinó para el año que viene. Pero aclaró: “No quiero que ese crecimiento se lo queden tres o cuatro vivos nada más”.

Y cerró: “Cuando no nos pueden parar en el Senado se van a los juzgados. El famoso lawfare no es sólo para estigmatizar a los dirigentes populares. Es para disciplinar a los políticos. Para que nadie se anime a hacer lo que tiene que hacer”. Y recordó que irá a juicio oral junto al gobernador de Buenos Aires. “Todos aquellos que tengan miedo o no se animan. Por favor: hay otras ocupaciones además de ser ministros o ministras. Legislador o legisladoras. Vayan a buscar otro laburo”, instó.

Unidad en la diversidad

Estamos hoy mostrando la unidad del campo popular– dijo a su turno Kicillof- Que nadie nos tuerza el rumbo. Judicialmente ni mediáticamente. Vemos que se tiran proyectiles, dardos mal intencionados mientras nosotros estamos gobernando a ciegas en esta pandemia. Quiero agradecer el esfuerzo inmenso del pueblo de la provincia de Buenos Aires”, dijo al hacer anuncios vinculados a la gestión.

Pero el tono principal del acto fue político. Máximo Kirchner, al tomar la palabra, lanzó: “Les pido que dejemos todo. Afuera las peleas y las miserias vituallas de la política. Los que especulan lo mejor es que vayan a un espacio a construir un espacio diferente. Después veremos qué hacemos cuando haya elecciones”.

En el mismo sentido, Sergio Massa expresó: “El Frente de Todos representa unidad en la diversidad”.

Unidos pero separados

La vicepresidenta arribó primero, en helicóptero. El Presidente ingresó más tarde al Estadio Único. Cristina Fernández y Alberto Fernández fueron por separado al acto convocado por Axel Kicillof para abordar los desafíos de la reconstrucción.

La cita que comenzaba al caer el sol en esta capital acaso simbolizó una puesta en escena de la unidad del Frente de Todos, ya que faltaron la mayoría de los intendentes del radicalismo y de Juntos por el Cambio. Solamente algunos alcaldes vecinalistas acompañaron la convocatoria, citada como un lanzamiento de la gestión de 2021. En la práctica, una muestra de unidad en medio de versiones de grieta en la cúspide del Gobierno.

La última vez que Cristina y Alberto se mostraron juntos en un acto público fue la semana pasada, cuando quedó en evidencia la frialdad entre ellos en un homenaje a los desaparecidos en la exESMA.

Y no se subían a un mismo escenario desde el triunfo electoral, allá por octubre del año pasado.

En el marco de este acto, el Gobernador anunció cuatro nuevas medidas para atender las problemáticas sociales, educativas y de infraestructura.

Política social: se tomó la decisión de duplicar la ayuda a comedores durante diciembre y sostener los recursos durante el verano. Además, se prevé la ampliación de la Asignación Universal por Hijo para 300 mil bonaerenses.

Infraestructura escolar: la Provincia y la Nación invertirán 11 mil millones de pesos para la continuidad del programa “Escuelas a la Obra”, que ha permitido reparar centros educativos para garantizar una escolaridad segura.

Hábitat y vivienda: a través de la Unidad de Tierra y Vivienda, la Provincia prevé la construcción de 10 mil unidades habitacionales y 20 mil lotes con servicios. Además, avanzará en la regularización de construcciones y más de 600 barrios privados que se encuentran en condiciones irregulares. Los acuerdos alcanzados con sus representantes incluyen la cesión de tierras que permitirán acceder en Presidente Perón a 60 hectáreas para desarrollar 1.500 lotes.

 

El helicóptero que trasladó a Cristina Kirchner al acto
El helicóptero que trasladó a Cristina Kirchner al acto

 

Cristina y Fernández habían tenido una coincidencia fugaz en el velatorio de Diego Maradona y se vieron hace una semana en la exESMA. Allí, en la previa, compartieron unos minutos fuera de las cámaras. Los laderos de Fernández advierten que el jefe de Estado volvió a los chats habituales vía Telegram con la exmandataria. Todavía no se habrían dado una charla franca cara a cara, según fuentes oficiales. Ya todos en el Gobierno intentan naturalizar las diferencias entre ambos, con la intención de bajarle el tono a las internas en la coalición de Gobierno.

“No hay fisuras en el kirchnerismo. Estamos aprendiendo a convivir entre diferentes sectores con maneras diferentes de pensar”, dijo al ingresar al acto Mario Secco. El alcalde de Ensenada fue uno de la decena de alcaldes peronistas presentes. También estuvieron Mariano Cascallares, Leonardi Nardini, entre otros jefes comunales del Gran Buenos Aires. Entre ellos Juan Zabaleta dijo a LA NACION: “Somos un frente político con diversidad y matices. Ganamos porque estuvimos unidos. Si no seguimos en unidad electoralmente no nos va a ir bien. Pero seguiremos unidos”, apostó.

“Estamos en pandemia. Tenemos que trabajar juntos y zanjar las diferencias, si las hay”, dijo Carlos Sánchez, el alcalde vecinalista de Tres Arroyos. En cambio los intendentes radicales y los de Juntos por el Cambio, que suman la mitad de los 135 municipios de esta provincia, faltaron al acto. “No fuimos porque era un acto partidario”, dijo a LA NACION Jorge Macri (Vicente López).

En cambio si asistieron múltiples sindicalistas, entre ellos Hugo Moyano.

FUENTE:LANACION

Dejá una respuesta