GUERRA A LA INFLACION: Fondo de trigo y suba de retenciones a subproductos de soja son las armas del Presidente

GUERRA A LA INFLACION: Fondo de trigo y suba de retenciones a subproductos de soja son las armas del Presidente

  19 Mar 2022  

En un mensaje que grabará en Olivos, el presidente Alberto Fernández hará mención a la creación de un fondo que permita subsidiar el precio de la harina, trigo y pan. Eso se logrará con una suba de las retenciones de subproductos (harina y aceite) de soja. Hubo debate sobre eventual aumento de retenciones de granos.

El inesperado porcentaje de inflación de febrero encendió algunas alarmas en el Gabinete nacional. En especial la fuerte aceleración de los precios de los alimentos, en medio de un contexto global que no hace más que ponerle aun más presión hacia adelante. El presidente Alberto Fernández y algunos pocos funcionarios, los más cercanos a él, trabajaron esta semana en una serie de anuncios que el propio Jefe del Ejecutivo graficó como “guerra contra la inflación”. El contenido de las políticas orientadas a contener los precios se conocerá esta noche a través de un mensaje que Fernández grabará en Olivos. Según le contó una alta fuente del Gabinete a Ámbito, en principio contendría dos puntos fuertes: la creación del “Fondo del Trigo”, para subsidiar los precios internos y contener de esta manera el aumento de harinas, panes y fideos; Fondo que, a su vez, será subsidiado por una modificación en las alícuotas de derechos de exportación de los subproductos de la soja (harina y aceite), que pasaría del 31% al 33%.

Las internas que atraviesan el Frente de Todos se reeditaron esta semana en el equipo económico alrededor de la cuestión de una eventual modificación a las retenciones de granos. Mientras una parte del equipo considera que el Estado tiene paño para retocar las alícuotas ya que aseguran que no se pueden convalidar “rentas extraordinarias” producto de la suba de precios internacionales por la guerra en Ucrania, otros funcionarios relativizan el impacto en las cuentas públicas porque “desalentaría” la liquidación. Además, apuntan, la cosecha de Trigo “ya está exportada”. Finalmente ganaron las posiciones moderadas: se buscará retrotraer un beneficio que este mismo gobierno había otorgado al sector agrícola en 2020, cuando había reducido las retenciones para exportaciones con agregado de valor de materias primas.

El resto de las medidas que circularon esta semana aún no formarían parte de los anuncios de hoy. Sin embargo, el gobierno tiene en la mira el precio de las verduras (en un momento se habló de realizar compras a término de papa, cebolla y tomate para fijar los precios de antemano) y, por otro lado, una canasta de productos que llegue a los comercios de cercanía. La Secretaría de Comercio Interior está trabajando en ambas cuestiones. Hay una iniciativa que se desinfló: por ahora no se seguirá avanzando en la creación de una empresa nacional de alimentos.

La mayor preocupación, remarcan desde distintos despachos del Gabinete nacional, no es solo por los aumentos pasados sino por las proyecciones futuras. Es que nadie ya se ilusiona con bajar la inflación, sino que el objetivo mutó en moderar las subas. “El riesgo -comentan por lo bajo algunas voces oficiales- es que la inflación siga subiendo y llegue al 60 o 70%”. “Hay que evitar un salto”, aseguran. Por ese motivo, los próximos 45 a 60 días son cruciales en el plan de estabilizar los precios.

Por ahora, la “guerra contra la inflación” podría rebautizarse como “Plan parar la pelota”.

fuente:ambito

Dejá una respuesta