Murio el ex arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Horacio Zecca

Murio el ex arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Horacio Zecca

  04 Nov 2022

El ex obispo tenía 73 años estaba internado en la Unidad Coronaria del Sanatorio Otamendi. Será velado en Buenos Aires y posteriormente sus restos serán trasladados a la provincia.

Monseñor Alfredo Horacio Zecca, sexto arzobispo de la Arquidiócesis de Tucumán, falleció esta mañana en Buenos Aires a los 73 años. El ex obispo se encontraba internado en el Sanatorio Otamendi desde hace varios días luego de ingresar por un cuadro de insuficiencia cardíaca, del que intentaba salir debido a sus múltiples antecedentes cardiovasculares. Su diabetes fue otro factor que condicionaron su evolución. Según lo informado, será velado en Buenos Aires y posteriormente sus restos serán trasladados a la provincia.

Zecca fue elegido arzobispo de Tucumán el 10 de junio de 2011 por el entonces papa Benedicto XVI y recibió su ordenación episcopal el 18 de agosto de ese mismo año de manos del cardenal Jorge Bergoglio. En sus casi 6 años al frente del arzobispado de Tucumán tuvo la responsabilidad de organizar el XI Congreso Eucarístico Nacional que se realizó en la capital tucumana. Sin embargo, en junio de 2017, el papa Francisco aceptó su renuncia por motivos de salud.

Zecca también dedicó gran parte de su vida sacerdotal a la docencia universitaria. Escribió libros y artículos teológicos en revistas especializadas en relación con su cargo de profesor de la UCA y su vinculación con diversos organismos. Participó, además, en varios encuentros internacionales académicos en Europa, África, Asia y América Latina.

Cuestionado

Su gobierno pastoral comenzó a ser cuestionado a raíz de su actuación en el caso del sacerdote Juan Viroche, quien apareció ahorcado en la parroquia Nuestra Señora de la Nuestra Señora del Valle, en La Florida, después de haber denunciado el avance del narcotráfico y haber sido amenazado.

Los cuestionamientos a la actuación de Zecca en el caso Viroche llegaron al Vaticano, donde según fuentes eclesiásticas comenzaron a buscar fundamentos en el derecho canónico que justificaran una jubilación anticipada del arzobispo.

Falleció el ex arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Horacio Zecca

Su historia

Zecca nació en Buenos Aires el 27 de septiembre de 1949. Recibió la primera comunión el 8 de diciembre de 1956 y una semana después, el 15, monseñor Manuel Tato, obispo auxiliar de Buenos Aires, le administró la Confirmación, ambos sacramentos en Santa Rita, parroquia de su familia y donde con el tiempo sintió el llamado de la vocación sacerdotal.

Ingresó en el Seminario Metropolitano de Buenos Aires en marzo de 1968, cuando comenzaba a aplicarse, según las normas dadas por el arzobispo coadjutor, monseñor Juan Carlos Aramburu, el ciclo Introductorio que se realizaba en el Instituto Vocacional San José, en San Isidro.

Fue su primer Superior el presbítero Luis Héctor Villalba, luego arzobispo de Tucumán, su antecesor en esta sede. La formación sacerdotal prosiguió en Villa Devoto. Del cardenal Juan Carlos Aramburu recibió la admisión, los ministerios, el diaconado y finalmente el presbiterado. Este último el 19 de noviembre de 1976 en la catedral de Buenos Aires.

Realizó los estudios de Filosofía en la Universidad Católica Argentina “Santa María de los Buenos Aires” (UCA), y el profesorado en el CONSUDEC (Consejo Superior de Educación Católica), donde obtuvo el título de profesor en Filosofía y Pedagogía.

Falleció el ex arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Horacio Zecca

En la Facultad de Teología de la UCA obtuvo el bachillerato en Teología en 1976 y la licenciatura en 1980.

Su primer destino tras la ordenación sacerdotal fue la parroquia de la Asunción de la Santísima Virgen, donde permaneció dos años para pasar al Seminario como Superior. Allí permaneció 20 años con diversas tareas, siendo rector los últimos nueve años.

Viajó a Alemania donde en la Universidad de Tübingen se graduó de doctor en Teología en 1988.

Fue profesor ordinario titular de la Facultad de Teología. En 1990 fue designado Decano de Teología, cargo que desempeñó por dos períodos sucesivos, y de 1991 a 1999 fue rector del Seminario Metropolitano, ejerciendo la mayoría del tiempo los dos cargos simultáneamente.

Fue párroco de la Inmaculada Concepción, de Villa Devoto (1992-1999), miembro del Consejo Presbiteral (1991-1999) miembro del Colegio de Consultores (1994-1999), encargado del Curso Preparatorio del Clero Joven (1991-1999).

En diciembre de 1999 asumió como Rector de la Pontificia Universidad Católica Argentina, cargo en el que permaneció durante 10 años.

Fue presidente de la Federación Argentina de Universidades Católicas (FAUC), presidente de la Organización de Universidades Católicas de América Latina (ODUCAL), y miembro invitado del Consejo de Administración de la Federación Internacional de Universidades Católicas (FIUC).

En la Santa Sede fue, desde 2004, Consultor de la Congregación para la Educación Católica.

El 7 de abril de 1993 el papa Juan Pablo II lo distinguió con el título pontificio de Prelado de Honor de Su Santidad.

El 10 de junio de 2011 fue elegido arzobispo de Tucumán por Benedicto XVI. Ordenado obispo el 18 de agosto de 2011.

fuente:lagaceta

Dejá una respuesta