11.000 motos secuestradas y 3.500 detenidos en sólo cuatro días de control en Buenos Aires

share on:

Los delitos cometidos en la modalidad “motochorros” y el recrudecimiento de homicidios concretados cuando los delincuentes asesinaron a inocentes para robarles las motos provocó que la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal ordenase operativos especiales para terminar con esos delitos.

Así fue que durante cuatro días de procedimientos realizados en el territorio bonaerense, la policía revisó 83.000 motos y secuestró 11.000 de esos vehículos. Entre esa enorme cantidad de motos incautadas había rodados que tenían pedido de secuestro porque fueron denunciadas como robadas, otras tenían la numeración del motor limada y las restantes no contaban con la documentación exigida para circular.

Pablo Ezequiel Tito y Alexander Flores son sólo dos de los nombres de las víctimas de homicidios ocurridos cuando delincuentes quisieron robarles las motos. A Tito lo asesinaron hace un año en Banfield y a Flores lo mataron el martes pasado en Villa Centenario. Por casos similares se implementó este operativo.

Click Aqui
“Se trabajó en forma conjunta entre la policía bonaerense y las policías locales de cada municipio. Se realizaron operativos sorpresivos para luchar contra aquellos delincuentes que usan las motos para cometer delitos en muchas partes del conurbano. Hay que controlar las motos, que muchas personas utilizan para trabajar honestamente o hacen delivery. Los operativos no son contra los que trabajan, sino contra los delincuentes que usan esos vehículos”, expresó el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, quien supervisó los procedimientos.

Drogas, armas y delincuentes

Durante los operativos que, según Ritondo, no tenían lugares fijos, sino que cambiaban varias veces durante la noche para ampliar la zona a controlar, fueron detenidos 3500 sospechosos. Varios de esos imputados tenían en su poder las 350 armas secuestradas. Se detectaron 200 pistolas, revólveres y escopetas, y 150 armas blancas.

En el informe de los operativos realizados por los efectivos policiales, llamó la atención la cantidad de droga secuestrada durante los controles de revisión de las motos y de los conductores. Los uniformados secuestraron casi 4 kilogramos de cocaína.

Pero lo que más llamó la atención fueron los 170 kilogramos de marihuana hallados en poder de los sospechosos detenidos que circulaban en motos. Según fuentes oficiales, de esos 170 kilogramos de marihuana secuestrada, 153 kilogramos se encontraron durante una serie de controles realizados en la zona de Pilar. Durante estos operativos, los policías de la Jefatura Departamental de ese distrito desbarataron una banda de narcotraficantes que se dedicaba a realizar delivery de drogas.

La mayor cantidad de motos secuestradas se concretó en el partido de La Matanza. Durante los controles realizados en esa zona, los policías incautaron 1098 vehículos, una cifra que supera todos los rodados secuestrados en los operativos realizados en los partidos de Almirante Brown, Quilmes y Lanús.

La cantidad de motos secuestradas en La Matanza provocó que la jurisdicción de la Superintendencia Conurbano Oeste se convierta con casi 1500 vehículos en la zona donde se concentró la mayor cantidad de rodados incautados. Dicha área está comprendida por los partidos de Morón, Merlo, Moreno y La Matanza.

A partir de los controles, que también sirvieron para actualizar el mapa del delito para la modalidad “motochorros”, se estableció que una de las áreas de mayor nivel de conflictividad era la zona comprendida por La Plata y todos los partidos que rodean la capital provincial.

Allí, los policías secuestraron 1068 motos y detuvieron a 277 sospechosos vinculados con delitos como robo a mano armada, tráfico de drogas, robo de motos y encubrimiento.

Si bien fue en la zona oeste del conurbano, especialmente en La Matanza, donde se concentró la mayor cantidad de motos secuestradas, fue en la zona norte del Gran Buenos Aires donde se registró la mayor cifra de detenidos por delitos. Durante los cuatro días de controles sorpresivos fueron apresados 841 sospechosos.

Mientras que en la zona del conurbano sur, especialmente en Quilmes, Almirante Brown y Lanús, la policía apresó a 707 acusados.

Un inusual procedimiento

En cuatro días, la policía revisó 83.000 motos. Al menos 11.000 de esos vehículos fueron secuestrados.

Entre esas 11.000 motos había vehículos con pedido de secuestro por haber sido robados, poseían la numeración del motor limada o carecían de documentos.

En los controles la policía apresó a 3500 sospechosos, secuestró 350 armas y 170 kilos de marihuana.
fuente: CLARIN

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta