Atrapó al ladrón y cuando estaba en el suelo lo baleó en la nuca

share on:

Gritos, corridas y disparos de armas de fuego quebraron, en la noche del viernes, la tranquilidad del barrio Policial de Concepción. Fue cuando un grupo de personas intentó ajusticiar a un presunto ladrón en la vía pública.

Alberto Herrera, un vecino de la esquina de calle Sarratea y avenida Las Américas, salió apresurado al frente de su casa y se dio sorpresivamente con que en el hall de acceso había un joven tirado en el piso y otro que le efectuaba disparos. De unas cinco gatilladas, al menos dos impactaron en la víctima.

“¿Qué hacés en mi casa y con este hombre?”, le alcanzó a gritar Herrera. Entonces el agresor le respondió, apuntándole a la cabeza con el mismo revólver: “vos callate, no te metás”.

“Gatilló dos veces, pero los tiros no le salieron. Quedé helado y solo alcancé a retroceder”, agregó el vecino. Después, el atacante arrastró al herido hasta la calle y allí siguió disparándole y pateándolo. Finalmente, creyéndolo muerto, se retiró junto a otro muchacho, que al parecer era su hijo. “No me vas a querer robar nunca más el camión”, le habría dicho antes de retirarse.

Eduardo Enrique Faur, alias “El Ñato”, tiene 20 años y es el joven agredido. Según se informó, el sábado, permanecía en grave estado ya que había recibido el impacto de dos proyectiles calibre 32 a la altura de la nuca. En tanto, el presunto agresor tiene 19 años y ya había sido aprehendido por la Policía por orden de la Fiscalía de la IV Nominación, a cargo de Edgardo Sánchez.

El intento de robo de un camión Saab Scania habría sido el origen del violento episodio. Su propietario, que vive en proximidades del barrio Vialidad, habría sorprendido a Faur -que tendría varios antecedentes por robos- cuando trataba de poner en marcha el vehículo. Fue entonces cuando el presunto ladrón emprendió la huida, pero salieron a la caza de este al menos cuatro hombres, según dijeron los testigos. –

“Por ahora, el origen de lo sucedido es confuso. Hay dos versiones distintas. Se están tomando declaraciones a algunas personas. De todos modos hay un círculo cerrado de presuntos involucrados en el ataque”, explicó el fiscal Sánchez.

En torno al caso se secuestraron ocho vainas pertenecientes a un revólver calibre 32, un camión y un automóvil. Faur, mientras tanto, continúa en estado de gravedad. Los médicos dijeron que los disparos no tocaron el cerebro, por lo que aguardaban una evolución, pero aclararon que el cuadro era delicado. Tras haber sido asistido en un hospital local, lo derivaron al Padilla, donde enoche continuaba internado.

Dos casos en 24 horas

Una situación similar se produjo el jueves a la noche en la capital. Daniel Armando Leiva, de 28 años, llegaba a su casa del barrio 80 Viviendas cuando vio que dos hombres salían corriendo del corralón que está ubicado enfrente con bolsas en las que supuestamente llevaban materiales que le habrían sustraído.

Les dio la voz de alto y, como no se detenían, los siguió un par de metros más. Uno de estos le habría disparado y Leiva respondió -según dijo- apuntándoles a los pies. Uno de los presuntos ladrones perdió la vida y Leiva quedó aprehendido.

fuente: lagaceta, contexto

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta