Los Bancarios declararon el estado de alerta y movilización en contra de las reformas del Gobierno y podría haber paros

share on:

Rechazan los proyectos de reforma tributaria, laboral y previsional.

El Secretariado General Nacional de la Asociación Bancaria (AB) que conduce Sergio Palazzo rechazó hoy las reformas laboral, previsional y tributaria, decidió el estado de alerta y movilización de la actividad. Sostuvo que las iniciativas del gobierno nacional constituyen “un verdadero despojo y representan para la sociedad un ajuste sin fin”.

Un documento gremial firmado por Palazzo, Andrés Cisneros, Carlos Castillo y Eduardo Berrozpe en representación de la conducción nacional del gremio rechazó y repudió “la reforma permanente que propicia el gobierno sobre lo laboral, previsional y tributario” y también “las propuestas que afectan a la Ley de Contrato de Trabajo (LCT)”.
“Se trata de un ajuste sin fin sobre los derechos e ingresos de los trabajadores, con o sin empleo formal, o de los jubilados. Es una regresión de más de cien años a situaciones de injusticia laboral, como la intención de extender la jornada de trabajo y de habilitar a los empleadores a alterar los horarios, promoviendo la creación del ‘Banco de horas’. Es un despojo que afectará el derecho a ordenar la vida cotidiana”, aseguraron los dirigentes.

Qué dijo Marcos Peña sobre la reforma tributaria
En ese sentido, explicaron que “el banco podrá extender y/o reducir la jornada y, las horas en exceso que ordene cumplir un día, podrán ser compensadas con otras que ordene no trabajar otro día, cuando entienda que la carga laboral es menor. En la actividad bancaria está respaldado para hacerlo por la incorporación de tecnología, que reduce la carga laboral y habilita el funcionamiento del sistema 24 horas todo el año. Será muy difícil percibir horas extras y, también, se eliminarán puestos laborales”, puntualizaron.
Los dirigentes indicaron que el proyecto reduce “las indemnizaciones y excluye de la base de cálculo horas extras, aguinaldo, comisiones, premios, remuneraciones variables y compensaciones, por lo que será más barato despedir y más fácil apretar”, y sostuvieron que la iniciativa elimina el concepto de ‘irrenunciabilidad’ de los derechos laborales.

“Los bancos procuran realizar acuerdos individuales ilegales con el trabajador, a veces como condición para el ingreso, y extienden la jornada laboral a 7,30 horas. Pero el proyecto también reduce de 2 a 1 año el tiempo de reclamo judicial por malas liquidaciones o desconocimiento de horas extras o categorías, y establece la posibilidad de que ‘trabajadores independientes’ con hasta cuatro colaboradores tengan un régimen especial reducido, incluyendo régimen previsional, sistema de salud y riesgo laboral. Pero por la tecnología, serán funcionales al fraude de las tercerizaciones”, puntualizaron.

Tercerizaciones
Según los dirigentes, el proyecto de reforma laboral elimina la corresponsabilidad de las empresas que acuden a tercerizaciones para resolver la carga laboral normal y habitual, afectando derechos al no reconocer el carácter y el salario de los bancarios; recrea el fraude de las ‘pasantías’, subsidiando a las empresas que asuman programas de empleo joven, que explotan a ese personal, y reduce con “la propuesta de sistema tributario los aportes y contribuciones patronales al sistema de la seguridad social”.
Cuáles serán los cambios que se producirán en los impuestos internos con la reforma tributaria

“Afecta previsionalmente la base de cálculo de las jubilaciones, la asignación universal por hijo y los planes sociales; reduce el empleo en condiciones justas, blanquea la elusión de contribuciones a la seguridad social y al sistema tributario, acentúa la carga impositiva sobre el trabajador en relación de dependencia, exime de esas responsabilidades a los empresarios, no resuelve el tema ganancias y habilita a las patronales a impulsar en paritarias la creación de fondos de cese laboral, con pseudo aporte empresario, solventado indirectamente por el personal vía rebaja salarial”, señaló la Bancaria, según la agencia Télam.
Por último, los sindicalistas denunciaron que existen presiones para imponer al gremio “un nuevo acuerdo salarial con tope del 10 por ciento y por dos años y medidas de supuesta austeridad de los bancos para reducir la seguridad de trabajadores y clientes, todo en favor de grandes corporaciones empresarias y para sostener un esquema social y económicamente inviable y en perjuicio de los empleados y los sectores productivos”.

El Siglo Web

El Siglo Web

Redacción de El Siglo Web - Independencia en casa - AÑO 2017

Dejá una respuesta